Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

9 abuelos planearon durante 3 años el crimen perfecto y robaron 20 millones de dólares

Nueve personas estuvieron 3 años planeando el crimen perfecto en un bar para ejecutarlo antes de jubilarse.

Su objetivo era el centro neurálgico de las joyerías en Londres, Hatton Gardens. Eligieron el 3 de abril de 2015, Viernes Santo, donde no mucha gente anda por el sector.

6_201603078hEVux

Llegaron en una furgoneta Mercedes blanca a un edificio contiguo, se metieron por el túnel fuera del ascensor y llegaron hasta el sótano. Se activó una alarma pero no le hicieron caso.

Taladraron la muralla y se toparon con un tope de metal que no pudieron penetrar, por lo que decidieron irse del lugar.

Hatton-Garden-vaults

Volvieron al mismo lugar el domingo de la misma semana, nadie se dio cuenta del primer intento, por lo que no se dieron por vencidos hasta que pudieron entrar en el depósito.

Se llevaron un botín valorado en 18 millones de euros, casi 20 millones de dólares, y pareció que habían hecho el robo del siglo.

_85373203_hattongarden

Recién el martes, los trabajadores se dieron cuenta del robo. Comenzaron las investigaciones, captaron la patente del Mercedes y luego de conversaciones grabadas, 200 agentes detuvieron a la banda el 19 de mayo de 2015.

6_201603078iKOqR

Brian Reader: tiene 76 años y era el líder. Su mujer murió hace 7 años. Para ejecutar el robo, tomó un bus desde su casa hasta Hatton Gardens con un vale de transporte gratuito. En 1986 fue condenado a seis años de prisión por participar en otro robo.

Terence Perkins: de 67 años, diabético. En 1985 fue condenado a 22 años de prisión por robo.

Daniel Jones: de 60 años, le gusta irse a dormir vestido con la bata de su madre y un sombrero. Condenado a seis años de cárcel en 1982 por participar en un robo.

John Kenneth Collins: fue el conductor y trasladó el botín. De 75 años, en 1961 fue condenado a seis años de cárcel por robo. Se debía asegurar de la vigilancia pero se quedó dormido en el desarrollo del atraco.

Carl Wood: de 50 años, sufre de la enfermedad de Crohn. Se declara inocente ya que abandonó el intento durante el viernes, cuando no pudieron entrar en la cámara.

William Lincoln: alias “Billy el pescado”. Con 60 años, tiene dos prótesis de cadera y padece de incontinencia urinaria. Se orinó encima durante su arresto.

Hugh Doyle: de 48 años, niega haber tenido algo que ver con el robo.

Basil: fue el único del grupo que consiguió escapar y aún sigue en paradero desconocido. En las cámaras de vigilancia aparece llevando una peluca roja.

6_20160307oeMtze

Dos tercios de lo robado está desaparecido, junto a Basil que no es encontrado aún.