Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Esto ocurre si miras directamente a los ojos a una persona por 10 minutos

¿Qué pensarías si te dijeran que tu estado de consciencia se puede alterar con sólo mirar directamente a los ojos por 10 minutos?

Lo más probable es que digas que es imposible. Sin embargo, para Giovanni Caputo, de la Universidad de Urbino en Italia es algo que se puede hacer perfectamente. Así lo demostró en una investigación en donde seleccionó a 20 voluntarios por pares y les pidió que se quedaran a una distancia de 1 metro en frente del otro, mirándose a los ojos durante 10 minutos.

La habitación en donde realizó el estudio fue cuidadosamente preparada por Caputo: tenía muy poca luz, lo que hacía que para los voluntarios fuera muy difícil distinguir al que tenían al frente.

A otro grupo se le pidió que se quedaran por 10 minutos mirando una pared blanca. Es importante destacar que los voluntarios de los dos grupos no fueron informados sobre el verdadero propósito del experimento y se limitaron a decir que el experimento era crear un estado de meditación.

Primer plano de globo ocular

Luego que pasaron los 10 minutos, a los participantes se les pidió que completaran dos cuestionarios.

“Síntomas disociativos” El término se utiliza para cualquier condición que se manifiesta por alteraciones en la percepción, la conciencia o identidad – literalmente cualquier cosa que le da la impresión a la persona de estar fuera de contacto.

Por lo tanto, los experimentos reportados por los voluntarios del primer grupo eran bastantes extraños, y se remitían a un estado alterado de conciencia.

El 90% de los participantes dijo que la cara de su pareja parecía estar deformada. Además, mientras un 75% había tenido alucinaciones con un monstruo, el 50% vio los propios rasgos faciales y el 15% veían a un padre en la cara de su compañero. Todo esto recordando que en la habitación había una luz tenue.

Mujer con mirada intensa

Este no es el primer experimento de este tipo que realiza Caputo. En 2010 les pidió a 50 voluntarios que se miraran por 10 minutos, pero frente a un espejo. Los resultados fueron muy similares al  experimento de las parejas.

Pero ¿a qué se debe esto? ¿por qué el hecho de mirar fijamente a los ojos de otra persona a causa de las alucinaciones demasiado extrañas?

Según Giovanni Caputo, un estado alterado de conciencia se produce debido a la privación sensorial.

Se sugiere que el cerebro entra en un estado disociativo debido a la falta de estimulación sensorial, y cuando se trata de volver a la realidad, los pensamientos inconscientes de la persona se proyectan en la cara de su pareja, haciendo que estos se manifiesten como estas “ilusiones faciales extrañas.”