Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo 20 minutos después de dejar de fumar

Todos sabemos que el cigarrillo es dañino, pero te sabes qué pasa con tu cuerpo solo 20 minutos después de dejarlo. Esta es la respuesta.

Hace años ya que se comprobó que el cigarrillo perjudica al organismo en general. Cáncer, enfisema, problemas de piel, mal olor, encías sangrantes y, finalmente, la muerte en muchos casos, son solo algunas de las consecuencias nocivas del mismo.

La mayoría de los estados del mundo han pasado leyes prohibiendo el fumar en lugares cerrados, en plazas y cerca de donde se encuentran niños, pero todavía a muchas personas les cuesta abandonar este mal hábito, por motivos psicológicos o falta de motivación.

Encendiendo un cigarrillo

Desde aquí apoyamos un estilo de vida saludable y queremos compartir con ustedes que sucede cuando una persona deja de fumar.

Los empleados del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos llevaron a cabo una investigación y publicaron datos acerca de qué sucede con el organismo después de dejar el cigarrillo.

Solo 20 minutos después de fumar el último cigarro comienzan una serie de cambios en tu organismo que se prolongarán a lo largo de los años en una curva ascendente de salud.

20 minutos

Corazón de colillas

El funcionamiento del corazón se normaliza. Se restablecen los capilares y la red vascular. Mejora la circulación sanguínea y aumenta la sensibilidad de los dedos de manos y piernas. Esto es porque el subidón de nicotina, que funciona a la vez como anestesiante y estimulante, comienza a dejar de hacer efecto.

12 horas

Sangre

Se reduce el nivel de monóxido de carbono en la sangre mientras que el nivel de oxígeno aumenta. La composición de la sangre se normaliza. Esto es una consecuencia normal de que hemos dejado de consumir humo.

De 2 semanas a 3 meses

Pulmones de cigarrillos

El riesgo de paro cardíaco se reduce. Desaparecen los síntomas de la adicción. Se mejora la circulación sanguínea en los vasos periféricos. Se regenera el tejido pulmonar y el funcionamiento de los pulmones mejora considerablemente. En otras palabras, no debemos temer a la enfisema, amigos.

De 1 a 9 meses

Pulmón sano y de un fumador

Se reduce la tos y falta de aliento, esto no sucede de inmediato, ya que los pulmones requieren tiempo para eliminar las sustancias nocivas acumuladas. El cuerpo es sabio y ejerce su propia desintoxicación.

1 año

Piel y tabaco

Desaparece la demanda de tabaco. La piel adquiere un tono saludable y elasticidad. El riesgo de enfermedad cardíaca coronaria se reduce en un 50%.

5 años

Cigarrillo atraviesa el cerebro

La circulación se restablece por completo. Los indicadores de riesgo de derrames cerebrales se reduce al nivel de las personas que no fuman. El sistema nervioso e inmune funcionan mucho mejor. A medida que pasa el tiempo y nuestro cuerpo continua eliminando toxinas somos mucho menos propensos a un mayor rango de enfermedades.

10 años

Pulmones en rayos x

El riesgo de contraer cáncer de pulmón se vuelve dos veces menor que el de un fumador. El riesgo de desarrollar cáncer de boca, garganta, esófago, riñones y páncreas se reduce.

15 años

Puño contra unos cigarrillos

El riesgo de padecer la enfermedad cardíaca coronaria y la probabilidad de contraer enfermedades oncológicas se vuelve el mismo de una persona que no fuma. Finalmente hemos vuelto al estado primario y virgen del cual partimos cuando decidimos agarrar ese primer cigarrillo.

Fotos: Shutterstock

pixel