Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Este superhumano puede correr más de 500 kilómetros sin parar por una extraña condición genética

No tiene calambres a pesar de correr durante horas. Se le ha permitido competir en carreras de resistencia más duras del mundo. Él es Dean Karnazes, tiene 53 años y puede correr 560 kilómetros sin parar.

Dean Karnazes

Cuando hacemos ejercicio, el cuerpo convierte la glucosa en energía que produce ácido láctico como un subproducto. A medida que se acumula en los músculos, comienza a provocar calambres y fatiga como una señal de que el cuerpo debe recuperarse. Karnazes nunca recibe esas señales. Como resultado, él puede seguir corriendo sin parar y competir en algunas de las carreras de resistencia más duras del mundo.

Karnazes corriendo

Ha completado maratones en los cincuenta estados de Estados Unidos. También corrió un maratón hasta el Polo Sur con temperaturas de -25° celsius (-13 fahrenheit). Ahí corrió 80 horas y 44 minutos sin dormir.

Karnazes corriendo en la ruta

“A un cierto nivel de intensidad, siento que puedo recorrer un largo camino sin cansarme. Por mucho que corra, mis músculos no se agarrotan. Eso es algo agradable si planeo correr un largo camino”, cuent Karnazes.

En una maratón, fue capaz de seguir corriendo durante tres días y tres noches sin dormir.

Karnazes era un niño cuando comenzó a exhibir sus extraordinarias habilidades de resistencia. En una recaudación de fondos para la escuela secundaria, sus compañeros de clase completaron 15 vueltas alrededor de la pista, mientras que él, completó 105.

A pesar de sus capacidades, Karnazes dejó de correr después de la secundaria y no regresó al deporte hasta los 30 años.

Karnazes posa para la cámara

Los médicos realizaron una prueba de lactato para analizar el tiempo que le toma a Dean alcanzar su umbral de ácido láctico. La prueba suele durar unos 15 minutos. Los analistas finalmente se rindieron después de más de una hora.

También se cree que su bajo nivel de grasa corporal,  su alta alcalinidad y la dieta también ayuda a sus habilidades sobrehumanas. Karnazes, que regularmente se come el equivalente a un maratón antes del desayuno, dijo que su objetivo es siempre la resistencia.

“No me importa lo rápido que vaya. Me importa lo lejos que vaya”, dice.

Cuando no está corriendo, Karnazes escribe libros sobre correr y sobre tener una alimentación saludable.

¿Qué te parece la habilidad de este hombre? Cuéntanos en los comentarios.