Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Este padre se hizo un maravilloso tatuaje para que su hija jamás se sintiera sola

Alistair Campbell vive en Nueva Zelanda y tiene tres hijos. Dos de ellos, Charlotte y Lewis sufren de dificultades auditivas.

Alistair junto a sus hijos

Es por eso que Charlotte utiliza, desde que tenía 4 años, un implante coclear que le permite escuchar mejor y Lewis utiliza audífonos.

Charlotte con sus hermanos

Su padre sufría porque su hija Charlotte se pudiera sentir diferente y discriminada por su implante, por lo que decidió apoyarla de una manera única: se tatuó un implante coclear.

Tatuaje del implante

“Lo hice por amor a ella”, cuenta el orgulloso padre.

Declara que aunque le dolió un poco, no era nada que no pudiera manejar. Además, prometió que se iba a rapar cada vez que su hija lo pidiera o necesitara apoyo.

Charlotte y su padre

Este es un bonito gesto de amor y apoyo. ¿Tú harías algo así por tus hijos?