Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Este hombre engañó a su esposa y lo publicó en Facebook. Todos lo aplauden.

Jason Hewlett, un artista de Salt Lake City, Utah, dijo que vio a una hermosa rubia en la cola del supermercado y la miro de arriba a abajo.

Yo pensé, oh, que chica más bonita, y luego fue, oh, esa es mi esposa“, agregando que él no sabía que ella también tenía la intención de pasar por la tienda.

2

Luego de esta experiencia escribió una carta de amor a su esposa en Facebook. Con esto se ha ganado un montón de elogios y ha conseguido más de 238.000 “me gusta”.

“La gente le comenta, ‘Esto nos ha ayudado en nuestro matrimonio’ o ‘Gracias por recordarme de mirar a mi esposo de esta manera“, cuenta Jason.

En el post, Hewlett describe a su esposa de más de 14 años, Tami, como “independiente, capaz, humilde, divertida, dulce, amable e impresionante.”

1

Yo estaba sorprendido por lo increíblemente hermosa que es“, escribió. “Yo la veo a menudo, pero hoy día, sin saber que estaba en la tienda, la vi con nuevos ojos y simplemente no podía creer que tengo la oportunidad de ser su amigo.”

En cuanto a Tami, quien ha respondido en Facebook, ha asegurado a los escépticos de que lo publicado por su marido es real y que, efectivamente lo escribió él mismo. “Probablemente no me reconoció ese día porque yo me arreglé”, escribió. “Por lo general me ve con una trenza y en buzo. Pero él me ama de esa manera”.

Captura de pantalla 2015-12-31 a las 1.31.53 a.m.

Algunas de las enamoradas declaraciones de Hewlett:

“Tengo vergüenza de admitir esto, pero creo que en cierto modo engañé a mi esposa hoy. Yo estaba en el súpermercado consiguiendo un par de cosas de hombres, ya saben – pinza de cejas, corta uñas, ceras para el bigote, carne seca, sardinas, mezclas de frutos secos, una esponja.

Cuando fui a pagar vi a esta mujer en la línea que me noqueó. Yo pensé: “Wow, el tipo que esté con ella debe de tener suerte”, y en una fracción de segundo me di cuenta que era mi esposa. Ya saben, estaba fuera de contexto, para mi ver a mi esposa en la misma tienda, en la misma línea, viviendo su vida y sin saber que podría estar en el mismo lugar y misma hora, en automóviles diferentes (…)

(…) En primer lugar, yo estaba sorprendido por lo increíblemente hermosa que es. Creo que lo veo a menudo, pero hoy día, sin saber que estaba en la tienda, la vi con nuevos ojos y simplemente no podía creer que tengo la oportunidad de ser su amigo. Me hizo sonrojar – pero nadie pudo ver debajo de mi monstruosa barba(…)

Lección del día: Es bueno mirar a los que amamos con nuevos ojos cada vez que puede para recordarnos lo afortunados que somos de tener su luz en nuestras vidas.”

Comparte esta historia para demostrar que el amor es lo más grande que existe.