Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Este bebé vivió menos de 100 minutos pero alcanzó a hacer algo grande por otra persona

La muerte es algo por lo que todos tenemos que pasar. A veces es inesperado, otras veces viene acompañado de una larga lucha. Y ya sea que viviste muchos años o unos pocos minutos, siempre existe la posibilidad de dejar un legado a otros.

Teddy Houlston se transformó en el donante de órganos más joven de la historia luego de alcanzar a vivir sólo 100 minutos. Teddy era un bebé anencefálico, nacido sólo con partes de su cráneo y su cerebro. Y aunque los médicos recomendaron a los padres terminar el embarazo, ellos decidieron llevarlo a término a pesar de todo. La mamá de Teddy, Jess, se enteró a las pocas semanas de embarazo que estaba esperando gemelos. Es por eso que decidió llevar su embarazo a término: no quiso poner en riesgo la salud del otro bebé.

bb2

La pareja decidió donar los riñones y válvulas cardíacas de Teddy a otra persona que los necesitara. Aunque generalmente no se realizan transplantes de órganos tan jóvenes, los padres estaban convencidos de donar los órganos del pequeño. Tocaron puertas hasta que fueron tomados en cuenta, y resultó que los órganos eran viables para transplante.

Al terminar su desarrollo a las 37 semanas de gestación, los riñones de un bebé están completamente operativos a la hora del parto, y es por eso que pueden ser implantados en cualquiera que los necesite.

Esta es la familia hoy, un año después del nacimiento de los gemelos.

bb3