Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Este adolescente salvó a su compañera de curso de un ataque de asma ¡y fue castigado por ello!

Anthony Ruelas, de 15 años, va a la secundaria en Killeen en Texas. La semana pasada estaba en clase, como todos los días, cuando una de sus compañeras comenzó a sufrir un fuerte ataque de asma.

La respuesta de su profesora, mientras tanto, fue mandar un e-mail a la enfermera de la escuela y esperar que ella conteste que era lo que se debía hacer, sin dejar que nadie socorra a la enferma.

anthony

Anthony Ruelas

Luego de varios minutos de sufrimiento, Tishica Fisher, la chica en cuestión, se desplomó de su asiento y comenzó a retorcerse en el suelo, luchando por respirar.

Ese fue el punto de quiebre para Anthony, quién le dijo a la profesora “No tenemos tiempo para esperar ningún email de la enfermera” y levantó a Tishica saliendo de la clase con ella en brazos para llevarla a la enfermería, donde pudo ser atendida y puesta fuera de peligro.

anthony03

Anthony Ruelas y Trishica Fischer

¿Su recompensa? Una suspensión de dos días por desobedecer las ordenes de su maestra.

Por supuesto que este evento causó una profunda indignación en la familia de Anthony, quienes no pueden entender la tremenda injusticia cometida contra un joven que solo buscaba ayudar.

anthony02

Su madre, Mandy Cortes, le contó a los medios que la reacción de su hijo probablemente tuvo que ver con la muerte de su padre, Anthony Ruelas Sr., en 2007, en el estacionamiento de un supermercado al que acudió a comprar cerveza, y donde se vio atrapado en la discusión de dos hombres por una novia. Uno de ellos le tiró un cuchillo al otro y le dio a Ruelas en el pecho, quién se desplomó y murió en el lugar.

Anthony Jr. escuchó muchas descripciones de la muerte de su padre y llegó a realizar dibujos de la misma en un cuaderno. Su madre sospecha que la situación de Tishica, desesperada por aire en el suelo, le recordó este momento terrible.

anthony01

El informe en cuestión, que parece una recomendación por su valor, pero en realidad está pidiendo su suspensión.

Más allá de esto, su madre está decidida a que no vuelva a la escuela. La semana próxima, cuando terminaría su suspensión, va a comenzar a recibir lecciones en su casa con su tía. La escuela, por su parte, justificó la suspensión con evasivas y refiriéndose a un “incidente desconectado”.

El caso ha recibido prensa internacional y Cortes indica que han recibido mensajes de apoyo desde lugares como Holanda. Un comerciante de San Francisco se ofreció a pagarle a Anthony un curso de dos días de primeros auxilios en Austin, Texas, y el político Henry Cuellar, de los demócratas de Texas, le ofreció pasar el verano como interno en su oficina, una oferta que Anthony piensa aceptar.

Un caso que nos hace pensar, una vez más, en lo obtuso que son ciertas personas al apegarse a la letra de la ley y no a la implementación clara y eficiente de la misma. Saludamos a Anthony por su acto heroico y esperamos que la situación se corrija pronto.