Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Estas son las 5 sustancias más adictivas del mundo, y esto es lo que hacen con tu cerebro

¿Cuáles son las drogas más adictivas? Esta pregunta parece sencilla, pero la respuesta depende de a quién le preguntes. En un artículo escrito para The Conversation, el especialista en psicología y neurociencia The ConversationEric Bowman dice que, desde el punto de vista de la investigación, el potencial adictivo de una droga puede ser juzgado en términos del daño que provoca, el valor de venta de la droga, la potencial de activar el sistema de dopamina en el erebro que tenga la droga, cuánto placer provoca, el grado en que causa síntomas de abstinencia, y cuán fácil las personas quedarán “enganchadas” al consumirla.

Hay otras formas de medir el potencial adictivo de una droga, e incluso hay investigadores que argumentan que ninguna droga es adictiva 100%. En 2007, David Nutt y sus colegas pidieron a expertos en adicción que intentaran establecer este potencial, y los resultados fueron bastante interesantes.

1. Heroína

via GIPHY

Los expertos ranquearon a la heroína como la droga más adictiva, dándole n puntaje de 2.5 de un total de 3. La heroína es un opiáceo que provoca que el nivel de dopamina en el centro de recompensa del cerebro aumente hasta un 200% en animales. En adición a ser probablemente la droga más adictiva, la heroína es peligrosa porque la dosis que puede causar la muerte es sólo cinco veces mayor que la dosis requerida para uso recreativo.

La heroína también ha sido calificada como la segunda droga más dañina en términos a daños tanto a los usuarios como a la sociedad. El mercado de opiáceos ilegales, incluyendo la heroína, se estimaba en US$68 billones a nivel mundial en 2009.

2. Alcohol

via GIPHY

Aunque es una droga legal en la mayoría de los países, el alcohol es la segunda sustancia más adictiva según los expertos (con un puntaje de 2.2 sobre 3). El alcohol tiene muchos efectos en el cerebro, pero en experimentos de laboratorio efectuados en animales incrementaba los niveles de dopamina en el sistema de recompensas del cerebro desde un 40-360%, y mientras más bebían los animales, más aumentaban los niveles.

Un 22% de las personas que han bebido un trago desarrollarán dependencia al alcohol en algún punto de su vida. La OMS ha estimado que 2 billiones de personas usaron el alcohol en 2002 y más de 3 millones de personas murieron en 2012 debido al daño provocado por beber. El alcohol ha sido calificado como la droga más dañina por otros expertos también.

3. Cocaína

via GIPHY

La cocaine interfiere directamente con el uso de la dopamina por parte del cerebro para enviar mensajes desde una neurona a otra. En esencia, la cocaína evita que las neuronas “apaguen” la señal de la dopamina, lo que resulta en una activación anormal de los centros de recompensa del cerebro. En experimentos con animales, la cocaína provocó que los niveles de dopamina aumentaran más de tres veces el nivel normal. Se estima que entre 14-20 millones de personas usan cocaína a nivel mundial y que en 2009 el mercado de esta droga valía US$75 billones.

El crack de cocaína ha sido calificado por expertos como la tercera droga más dañina, y el polvo de cocaína, que provoca un ‘subidón’ más leve, como la quinta más dañina. Cerca del 21% de las personas que proeban la cocaína serán dependientes de ella en algún punto de sus vidas. La cocaína se parece a otros estimulantes adictivos como la metanfetamina, que se está conviertiendo en un problema mayor al estar más disponible cada vez a nivel mundial, y las anfetaminas.

4. Barbitúricos (sedantes)

via GIPHY

Los barbitúricos son un tipo de drogas usado inicialmente para tratar la ansiedad e inducir el sueño. Interfieren en las señales químicas del cerebro, y su efecto es apagar algunas regiones del cerebro. En dosis bajas, los barbitúricos provocan euforia, pero en dosis más altas pueden ser letales porque suprimen la respiración. La dependencia a los barbitúricos era común cuando se podía acceder fácilmente a drogas a través de prescripción médica, pero ha declinado dramáticamente al ser reemplazados por otras drogas. Esto demuestra el rol que juega el contexto en las adicciones: si una droga adictiva no está disponible, hace poco daño.

5. Nicotina

via GIPHY

La nicotina es el principal ingrediente adictivo del tabaco. Cuando alguien fuma un cigarrillo, la nicotina es rápidamente absorbida por los pulmones y distribuida al cerebro. Aunque Nutt y los otros especialistas pusieron la nicotina (el tabaco) en el puesto n° 12 de las drogas más adictivas, hay razones para pensar que la nicotina es una droga adictiva altamente poderosa.

Más de dos tercios  de los estadounidenses que fumaron se declararon dependientes en algún momento de sus vidas. En 2002 la OMS estimó que habían más de 1 billón de fumadores y que se ha estimado que el tabaco matará a más de 8 millones de personas cada año para el 2030. Animales de laboratorio tienen el instinto de no fumar. Sin embargo, las ratas apretaban un botón para recibir nicotina directamente en su torrente sanguíneo, y eso causa que los niveles de dopamina en el sistema de recompensas del cerebro suba entre 25-40%.