Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Estas mujeres han vivido como hombres durante décadas para salvar a sus familias

La fotógrafa Jill Peters ha dedicado su carrera a explorar las intersecciones de la sexualidad, la identidad de género y la cultura. Cuando escuchó por primera vez sobre un menguante grupo de personas en un lugar remoto del mundo que viven sus vidas como “vírgenes juramentadas”, supo cuál sería su próximo viaje.

Peters viajó a algunos de los pueblos más remotos en los Alpes de Albania, donde los matrimonios arreglados fueron comunes alguna vez y la riqueza se heredaba de padres a hijos. Comunidades completas vivían apegados al Kanun, un código de honor tradicional del siglo 15 que reserva la mayor parte de los privilegios sólo para los hombres. “La libertad para votar, conducir, manejar negocios, ganar dinero, beber, decir groserías, tener un arma, o usar pantalones era tradicionalmente derecho exclusivo de los hombres”, explica Peters en su sitio web.

burrnesha1

Bajo ese sistema, una familia sin hijos hombres arriesgaba perder su tierra y su riqueza. Había una sola forma de salir de ese problema: las familias de esta región agrícola de los Balcanes designaba a una de sus hijas jóvenes para vivir una vida de celibato como una burrnesha, o virgen juramentada. “Convertirse en burrnesha elevaba a una mujer al estatus de un hombre y le otorgaba todos los derechos y privilegios de la posición masculina”.

Las “vírgenes juramentadas” de Albania han llegado a ser comandantes militares, mecánicas y otras profesiones que eran impensadas para mujeres. “Las personas que eligen asumir este rol cortaban su cabello y asumían identidades masculinas, cambiando sus nombres, sus vestimentas y su comportamiento”. Hoy, las leyes locales permiten que tanto hombres como mujeres posean tierras, y la necesidad de las “vírgenes juramentadas” ha desaparecido. Pero para las octagenarias y nonagenarias supervivientes que han vivido como hombres la mayor parte se sus vidas, ya no hay razones para cambiar.

Determinada a capturar las experiencias que quedan de las burrneshas sobrevivientes antes de que desaparezcan, Peters ha viajado a Albania varias veces, y decidió compartir sus fotografías con el sitio Refinery29.

burrnesha2

burrnesha3

burrnesha4

burrnesha5

“Uno es un granjero. Uno es un mecánico de autos. Uno es un militar retirado. Algunas vírgenes juramentadas son muy solitarias porque la costumbre no les permite tener compañeros o hijos propios. Otros tienen grandes familias de sobrinas-nietas y nietos que los adoran. Han vivido como hombres por décadas, así que es así cómo se identifican”.

burrnesha6

burrnesha7

burrnesha8

burrnesha9

“Los sorprendente de esto es que no parecen tener ningún arrepentimiento. Dada la era en la que vivían y las circunstancias que las llevaron a su decisión, todas dicen que hubieran hecho lo mismo de nuevo. No lo recomendarían en estos días porque el sacrificio es muy grande, y afortunadamente las razones para elegir vivir así ahora están obsoletas”, comentó Peters.

burrnesha10

burrnesha11

burrnesha12

burrnesha13

burrnesha14