Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Estas maravillosas fotografías ilustran el proceso de esperar de quintillizos

Ella es Kimberly Tucci, una madre australiana de dos niños, quien próximamente tendrá cinco más.

Sí, leíste bien. La australiana espera quintillizos. Aquí la pueden ver disfrutando de la playa, luciendo sus 25 semanas de embarazo, mostrando su belleza maternal.

Después de casi un año de tratar de quedar embarazada de su tercer y útimo hijo, Tucci quedó esperando a finales de julio. Esta fotografía se tomo a sus 11 semanas de embarazo.

“Mi sospecha de un posible embarazo múltiple creció debido al aumento rápido de la hormona del embarazo”, escribió la madre en su página de Facebook “Surprise by Five”.  “Yo estaba emocionada ante la posibilidad de gemelos, pero absolutamente nada en esta tierra podría haberme preparado para lo que sucedió después” señaló.

En la red social, Facebook, Kimberly comparte los grandes -y no tan grandes- momentos durante su embarazo. Como cuando posteó la fotografía de su primer ultra sonido, donde el ecografista vio varios sacos de gestación. Cinco, para ser exactos.

Posted by Surprised by Five on Sunday, September 20, 2015

“[El ecografista] comenzó a contar UNO, DOS, TRES CUATRO ¡CINCO!” dijo Tucci. “¿¿He oído correctamente?? ¿CINCO? Mis piernas empezaron a temblar descontroladas y lo único que pude hacer fue reir. El ecografista entonces me dijo que el término para cino es ¡quintillizos!

(Por cierto, sólo hay una oportunidad, en 55 millones de posibilidades, de poder de concebir quintillizos naturalmente).

Tucci luego llamó a su marido, quien rápidamente manejó a la oficina del médico.

“Podía ver la emoción en su rostro”, comentó la mujer. “Él me dijo, ‘podemos hacer esto'”.

Pero esto no queda hasta ahí, Kimberly recientemente anunció que tendría cuatro niñas y un varón. 

27th Week of Pregnancy I have made it to 27 weeks and I'm still at home and active!! Whoop Whoop 🎉I'm starting to…

Posted by Surprised by Five on Tuesday, January 12, 2016

Sin embargo, el embarazo de la australiana no ha sido nada de fácil: ha tenido que sobre llevar las náuseas, dolor de cuerpo, picazón, estrías, ganas de orinar frecuentemente, dificultades para dormir y comer. Pero, los bebés están sanos y ella sigue siendo positiva.