Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Estas máquinas expendedoras tienen algo mucho mejor que caramelos y son gratis

Para todos los amantes de la lectura, tener un libro a mano es necesario para soportar largos y aburridos viajes, sobre todo cuando vamos camino a casa después de un día agotador. ¿Te imaginas una máquina donde puedas obtener libros tan fácilmente como cualquier snack? Este revolucionario invento ya existe, y lo mejor de todo, es que los libros son totalmente gratis.

53d9b13753fc2.image

Estas máquinas expendedoras de libros forman parte de “Soar with Reading”, un programa creado en 2011 por la aerolínea JetBlue que busca combatir el analfabetismo infantil. La intención de esta inciativa es que los niños “dejen volar su imaginación”.

En 2001, un estudio llevado a cabo en comunidades de bajo estrato social reveló que, cada 300 niños, existía sólo 1 libro con contenido apropiado para ellos. Para comprobar si estas cifras habían mejorado o empeorado con los años, JetBlue emprendió un nuevo estudio comandado por Susan Neuman, experta en analfabetismo infantil que participó del primer estudio. Sin embargo, las nuevas cifras no fueron alentadoras. Neuman descubrió que el analfabetismo en estas comunidades había aumentado, y que en muchas de ellas ni siquiera habían libros disponibles.

blueo-jet-blue-vending-machine-facebook

Luego de estas alarmantes cifras, JetBlue decidió llevar a cabo un proyecto que ayudara a combatir el analfabetismo infantil, sobre todo en aquellas zonas de riesgo social. Así nació la idea de entregar libros gratis para niños entre 0 y 14 años, donde ellos pudieran llevarse tantos como quisieran, sin compromiso. El objetivo de este proyecto es comprobar si esta modalidad divertida y única de obtener libros ayudaría no sólo a aumentar el acceso de libros en comunidades, sino también a incrementar su demanda, lectura, comprensión y publicidad.

Si bien aún es muy temprano para ver el impacto de estas máquinas, el proyecto ha generado gran interés de parte de diversas empresas y ciudades, y ya es posible encontrarlas en colegios, iglesias y mercados, acercando mucho más la lectura a todas las familias. En un futuro, quizás sea posible obtener libros para todas las edades y todos los gustos, para así formar nuestra propia biblioteca en casa y tener un libro para cada ocasión.