Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Estados Unidos utiliza droga que casi mata a Demi Lovato para ejecutar a un preso

Por primera vez la ejecución de un condenado a muerte es realizada con el opiáceo fentanilo.

El fentanilo es un potente opiáceo utilizado en la medicina para cuidados paliativos de pacientes con cáncer avanzado y otras enfermedades dolorosas. Sin embargo, de forma ilegal también es usado como droga recreativa, la misma que terminó con la vida del cantante Prince y que recientemente casi mata a Demi Lovato. 

Ahora, y por primera vez, también es utilizada para ejecutar a un condenado a muerte en Estados Unidos. Ocurrió este martes en el estado de Nebraska, donde el opiáceo, que está en el centro de la polémica a raíz de muertes por sobredosis, fue administrado como parte de una combinación de cuatro medicamentos que no había sido probada.

El reo ejecutado fue Carey Dean Moore, de 60 años, quien estaba condenado a muerte por los asesinatos de dos taxistas, cometidos en 1979 con cinco días de diferencia. El prisionero fue el primer ejecutado en 21 años en este estado rural del centro de Estados Unidos, luego que en 1997 fuera usada por última vez la silla eléctrica. El legislativo había abolido la pena de muerte en 2015, pero los votantes la restablecieron al año siguiente en un referéndum.

El cóctel mortal para la ejecución contenía cuatro sustancias, incluyendo tres que nunca habían sido utilizadas durante este tipo de procedimiento, lo que demuestra la dificultad que han tenido en el país para obtener medicamentos empleados anteriormente.

En este caso el protocolo consistió en el sedante diazepam, el poderoso analgésico fentanilo, el relajante muscular cisatracurio y cloruro de potasio, que detiene el corazón.

Moore llevaba 38 años en el pasillo de la muerte y declaró que no quería más demoras. Su ejecución duró aproximadamente 20 minutos. 

Foto: Policía de Nebraska. 

pixel

Etiquetas