Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Esta policía recibió un repudiable mensaje de su jefe por tener una hija con Síndrome de Down

La suboficial ayudante Daina Rodríguez y su hija Soraya fueron víctima de uno de los actos más crueles que puede comentar no sólo un jefe, sino que cualquier persona a la hora de no tener en cuenta la crianza de un hijo.

Todo comenzó cuando la mujer, quien trabajaba en San Martín, Argentina, fue trasladada sin previo aviso a otro distrito alejado de su casa, luego de volver de su licencia por varicela.

Ante esto, la policía se comunicó con sus superiores para solicitarles que la reubicaran en un sitio más cercano a su vivienda, ya que tenía que viajar cerca de dos horas de ida y otras dos de vuelta y su pequeña hija tenía que estar relativamente cerca de su madre, a raíz de sus problemas de salud de tipo respiratorio y cardíacos.

Sin embargo, a los jefes de Daina poco y nada les importo, por lo que no cambiaron la decisión de realizar el traslado. Además, le enviaron un desagradable e insólito mensaje para suspender el traslado.

“Se equivocó de carrera por tener una hija discapacitada con Síndrome de Down”, escribió el subcomisario Skroka, en respuesta a la solicitud de la mujer, quien además la sancionó por no respetar el cambio.

0010606070

Como era de esperarse, Daina no se tomó para nada bien la situación y estalló en llantos ante semejante injusticia y falta de condición humana del jefe.

“A todos les manifesté que mi hija tiene Síndrome de Down y necesito estar cerca porque más de una vez estado de servicio me llamaron para que la vaya a buscar y necesito estar cerca. En caso de que esté enferma, la dejo con un familiar, pero si llega a tener complicaciones tengo que estar cerca para asistirla”, relató la madre.

Asimismo, la policía explicó que “no tengo auto para trasladarme. Lo único que pido es un destino cerca de mi casa. Que quede claro que no estoy encaprichada con volver. Estoy dispuesta a cualquier destino y quiero cumplir y trabajar. No quiero ningún beneficio, sólo la cercanía a mi hija”.

Su caso sigue sin respuesta y sin un acción diferente por parte de los jefes, especialmente del subcomisario Sroka; consigna MinutoUno.