Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Esta podría ser la razón por la que tienes acné y que no encuentras remedio

A veces creemos que tenemos brotes de acné debido a cosas que comemos, por nuestro maquillaje, por alergias o simplemente por la edad. Existen muchos tratamientos, medicamentos, hasta dietas para disminuir el acné en nuestra piel. Sin embargo hay quienes con todo eso no lo logran  y la solución podría estar más cerca de lo que creen.

Antes de perder todas las esperanzas y el sueño de tener una piel de porcelana debes saber que la causa de todo tu acné podría ser tu ropa. En caso de ser así, la solución es más barata que todas esas horas en el dermatólogo  o en productos de limpieza.

La causas podrían ser algunas de estas.

1. Usar ropa muy apretada.

Por mucho que a todos nos guste usar jeans ajustados y ceñidos a nuestras curvas, esto puede estar haciendo daño a tu piel. No hay nada malo con la tela ajustable, sólo asegúrate de dar a tu piel un poco de tiempo para respirar. Elige tejidos que se ajusten de manera inteligente. Si sientes que tu piel puede respirar y moverse con facilidad, no debería ser un problema. Pero si tu vestido es tan estrecho que apenas tú te puedes mover, probablemente estés dañando tu piel.

2. Llevar mochila o bolso muy pesado.

Es totalmente entendible que haya que usarlas, en algún lugar debemos llevar nuestras cosas. Pero son las mochilas pesadas o las carteras al hombro las peligrosas. La cantidad de peso mezclado con el roce constante con tu hombro y espalda irritará la piel, generando acné. Trata de limitar la cantidad de cosas que llevas, que sea lo esencial.

3. El uso de un detergente que es demasiado duro para tu piel.

Los detergentes perfumados pueden causar brotes de acné y alergias en la piel sensible. La próxima vez que vayas al supermercado, compra un detergente hecho específicamente para piel sensible o libre de olor. Que en realidad tienden a ser más baratos que los detergentes perfumados.

4. No sacarte la ropa después del gimnasio. 

Las damas no sudan, ellas brillan.

Después de entrenar duramente, uno simplemente quiere llegar a la cama y relajarse. Pero quedarse en la ropa de entrenamiento por mucho tiempo puede ser un problema. Después de sudar como cerdo, la ropa absorbe el sudor. Esa acumulación de bacterias en la ropa no hace ningún favor a tu piel. Toma una ducha fría y ponte ropa limpia.

5. No lavar la ropa suficiente.

No lavar tu ropa lo suficiente pueden atrapar la suciedad, aceites y grasas. Cuanto más apretada la prenda de vestir, más grande es el problema o la espinilla. No te decimos que debas lavar toda tu ropa todo el día, pero si trata de ser más limpio con tus prendas favoritas.