Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Esta podría ser la prueba de que a nuestro planeta cada vez le queda menos tiempo de vida

Un francés publicó la imagen en redes sociales y provocó distintas reacciones frente al hallazgo que había hecho.

Matthieu Leroux y su perro Kiwi paseaban por una playa del norte de Francia como casi todos los días, cuando de pronto el empresario, dueño de una compañía relacionada con el cuidado del medio ambiente, encontró un envase plástico de yogurt enterrado en la arena.

Pero éste no era cualquier desecho, porque lo que llamó la atención de Matthieu fue que en el vaso decía: “Yoplait, el yogurt oficial de los Juegos Olímpicos 1976”, evento que se realizó ese año en Canadá. Sacó una fotografía del envase y la publicó en su Twitter.

La imagen ha generado controversia, debido a que el vaso habría permanecido casi intacto durante cuarenta años y ni siquiera tenía borradas las letras ni los colores, lo que incluso es sospechoso para Mattheiu, quien aseguró en el periódico La Voix du Nord que no realizó ningún tipo de modificación a la foto, ni tampoco se trata de una creación con una impresora 3D.

De acuerdo a lo consignado por Verne de El País, luego de observar la fotografía, el científico e investigador especialista en la degradación del plástico, Rafael Sardá, descartó que un envase de ese tipo haya sobrevivido durante tanto tiempo.

“Aunque un envase como el de la imagen puede permanecer en el agua más de cien años, quedaría fragmentada en trozos pequeños por el movimiento de las aguas. En el caso de estar en la arena, la exposición a la luz habría provocado que los colores desaparecieran.”

El experto advirtió acerca de las consecuencias que tiene el uso del plástico y el hecho de desecharlo en la naturaleza, lo que podría afectar la salud de los mismos humanos, si es que no se toma conciencia de la importancia de reciclar este material que puede tardar alrededor de 450 años en desintegrarse totalmente.

“La descomposición con el paso del tiempo transforma objetos como ese vaso de yogurt en microplásticos e incluso en nanoplásticos. piezas muy pequeñas que contienen materiales tóxicos y que pasan a la cadena de alimentación de los animales y, de ahí, a las personas. (En Estados Unidos) han encontrado estos materiales tóxicos en el organismo humano, tras extraer sangre a voluntarios.”

Foto: @MiniMike_ Twitter

pixel