Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Esta modelo de lencería de 56 años prueba que la belleza real no tiene edad

El viejo y conocido consenso que dice que juventud es igual a belleza, está quedando viejo. ¿Necesitas pruebas?

Conoce a Nicola Griffin, quien empezó a modelar a los 53 años de edad.

Tiene 56 años, pero su edad es un detalle

Todo comenzó cuando la marca inglesa de productos para el cabello White Hot Hair la descubrió mientras hacía un trámite en un banco y se convirtió en su modelo insignia. Luego, ella hizo historia al convertirse en la mujer con más edad que haya hecho un aviso de un traje de baño publicado en la revista Sports Illustrated.

Nicola en un aviso de Sports Illustrated

Ahora desde una serie de fotos para la revista SLiNK prueba que las mujeres reales siempre son sexies.

Nicola modela lencería.

La presencia de Griffin llena un vacío que las mujeres de todas las edades y tamaños creían “normal” y con el que han tenido que vivir por décadas.

Su belleza encanta a todos.

Aunque las modelos de que aparecen en la Semana de la Moda en Londres deben aportar documentación que pruebe que son mayores de 16 años, el Consejo de Diseñadores de Moda de EE.UU., recomienda que no haya modelos menores a esa edad en los desfiles de moda, muchos diseñadores de alta costura como Praga o Balenciaga continúan usando chicas menores de edad en la pasarela.

“Bueno, esto es como siempre ha sido, las chicas de las revistas son todas muy jóvenes, muy altas y muy delgadas… Las mujeres más viejas y con curvas nunca tuvimos una chance”, dijo Griffin en una entrevista.

lenceria2

De todas formas, los consumidores desean ver modelos que luzcan como ellos, modelos de todos las formas, tamaños y edades.

Y es que la edad no debería ser impedimento de nada. ¿Cierto?

Esto fue probado en el 2011, en un estudio titulado “¡Adiós a las flacas! Las modelos de tamaño promedio logran una promoción del cuerpo más positiva y llegan mejor a los consumidores”, realizado por las doctoras Phillippa Diedrichs y Christina Lee.

Luego de mostrarle a las consumidoras una serie de avisos publicitarios (uno de ellos con una modelo talla 8 y otra de talla 12) las entrevistaron acerca de sus sensaciones y deseos. Las chicas entre 18 y 25 años contestaron que estaban más decididas a comprar lo publicitado con la modelo de mayor talla.

Con respecto a la noción de un tipo de cuerpo o edad ideal, Griffin cuenta:

 

“Ya no se trata de tener 20 años y medir 1,77. ¡Estamos aburridas de eso! Todas somos de diferentes edades y tallas, y ahí es donde radica la belleza. Somos mujeres de verdad (…) A los 56 años me siento mejor que nunca. Tengo confianza. Me siento atractiva”.

Mientras las casas de moda importantes pueden ser algo lentas en esta clase de cambios, Griffin ha experimentado de primera mano cómo la industria ha incrementado su diversidad.

“Las mujeres en sus 50’s y 60’s están acostumbradas a ser ignoradas y dejadas de lado en la industria de la moda, pero las cosas están cambiando ahora. La industria ya no es solamente acerca de las flaquitas de 18 años y eso es fabuloso. Me siento honrada de ser parte de este pequeño cambio de la industria.”

"Mi edad favorita es ahora"

Griffin se sintió un poco intimidada y tímida antes de sus fotos en bikini y lencería pero:

“Se siente liberador hacer algo como esto. Me sentí liberada y sexy después de la sesión”

Cree que puede inspirar y darle coraje a otras mujeres para que alardeen de sus fabulosos cuerpos también.

“Si miran una foto mía y piensan ‘bueno, ella tiene 56 años, su cuerpo no es perfecto… si ella puede hacerlo, yo también puedo’. Eso es genial.”

 

Griffin y las millones de mujeres como ellas son la prueba viviente de que la sexualidad brilla desde adentro, la belleza real proviene de la confianza, no de la talla ni la edad.