Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Esta historia demuestra que hay amistades que la guerra no puede separar

Como muchos refugiados sirios, Aslan, de 17 años, debió hacer una caminata de casi 500 kms para llegar a Grecia. A diferencia de la mayoría, este chico cargó todo el camino a su cachorra Rose.

Ambos dejaron la ciudad de Damasco para llegar a la isla griega de Lesbos este sábado, como parte de las últimas oleadas de refugiados en llegar a Europa.

En una entrevista con la Agencia de refugiados de las Naciones Unidas, le preguntaron a Aslan por qué prefirió llevar a su mascota por sobre más equipaje. “¡Amo a mi perro!”, respondió simplemente.

Rose incluso tiene su propio pasaporte. ♥♥♥♥♥♥♥♥

 

“Alguna gente te preguntará- ¿sólo llevas una pequeña bolsa?””Sí.””¿Y traes a tu perro?””Sí.””¿Por qué?””¡Amo a mi perro!”…

Posted by UNHCR on Sábado, 19 de septiembre de 2015