Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Es ciego, tiene 10 años y hace estos extraordinarios robots en la escuela

Un tractor. Un camión. Un molino de viento. Johan Pauluk, es un niño ciego de 10 años nacido en Río Negro, Uruguay y es capaz de crear este tipo de artefactos con piezas robóticas.

Este niño, que cursa quinto año, mueve de un lado a otro las piezas de un molino de viento, y enchufa y desenchufa cables. Sabe qué piezas son.

“Al principio era difícil armar, pero ahora no. Me gusta”, dice al diario El País.

A los tres meses, a Johan se le diagnosticó Retinoblastoma bilateral, una enfermedad hereditaria que afecta las retinas de los ojos a menores de seis años. A los cuatro años quedó ciego completamente.

johan

Su familia, lejos de lamentarse, empezó a buscar herramientas para que pudiera desarrollarse y “ser feliz”. Su madre le creó juegos caseros para estimularle la creatividad. Le diseñaron un dominó texturado y a las cartas le ponían un material distinto para que diferenciara los palos.

“Cuando recién quedó ciego, nos armó una cosechadora con plasticina”, recuerda.

Su familia y sus profesores aseguran que cuenta con mucha memoria visual y que tiene una permanente ambición por aprender.

johan02

Johan todos los días viaja solo de Young a Paysandú (60 kilómetros), donde es recibido en la terminal por una amiga de la familia. Ella lo traslada a la escuela. Eso ocurre hace dos años, cuando la familia se enteró que en Paysandú había una escuela que trabajaba con niños con discapacidad visual.

Los profesores dicen que Johan tiene incluso mejores capacidades que un niño que puede ver y mucha habilidad con la robótica. Quizás Johan sea el próximo gran científico uruguayo.