Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Enfermedad que causó terror en el siglo XIX ha vuelto y afecta a niños de 2 a 10 años

La fiebre escarlata es una enfermedad infecciosa que causó terror en la era victoriana, segunda mitad del siglo XIX e inicios del XX, a raíz de la alta mortalidad en menores de edad, ha regresado.

Esta enfermedad, causada por la bacteria estreptococo, generalmente transmitida por vía respiratoria y que afecta en su mayoría a niños desde los dos a los diez años, se mantuvo bajo control con la invención de los antibióticos… hasta ahora.

shutterstock_145350619

Estudios recientes muestran que ha surgido un nuevo brote de esta enfermedad que, durante su primera irrupción, mató a un tercio de los pequeños infectados en Inglaterra y Estados Unidos.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. reportó que en Hong Kong se detectaron 1.535 casos a finales de 2011, lo que representa a un incremento de casi diez veces respecto a la década previa.

Asimismo, el gobierno británico informó 6.157 nuevos casos de fiebre escarlata en Inglaterra, ocurridos a partir de septiembre de 2015. Esta cifra no había sido vista desde hace más de 50 años.

shutterstock_269003120

Pese a que el regreso de la enfermedad no ha causado graves consecuencias como ocurrió en el siglo pasado, y a que es más débil que en la época victoriana, los médicos están más alertas que nunca.

Y es que precisamente la falta de severidad del virus causa que se reproduzca con mayor velocidad.

Por lo mismo, los médicos recomiendan estar atentos a los síntomas de esta enfermedad: dolor de cabeza y de garganta, fiebre y pequeñas erupciones de color rosa en la piel.