Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

En plena cirugía, este feto de 21 semanas apretó la mano del doctor. Esto pasó 16 años después.

Samuel Armas tenía sólo 21 semanas de gestación cuando se hizo famoso mundialmente, todo gracias al fotógrafo Michael Clancy.

Todo comenzó cuando a Samuel le detectaron una grave enfermedad que requería intervención quirúrgica. Esa enfermedad era llamada espina bífida.

Algunos arcos vertebrales de su columna no se habían fusionado y dejaban a la médula espinal sin protección ósea. El daño era severo: Samuel estaba desarrollando una hidrocefalia que sólo podía detener una operación intrauterina.

Hasta 1999, la única intervención similar se había hecho a un feto de 24 semanas, por lo que Samuel corría aún más riesgo.

Julie y Alex Armas, los padres de Samuel, viajaron desde Georgia a Tennessee para operarlo con un experto en cirugía fetal, el doctor Joseph Bruner.

Doctor Joseph Bruner

Doctor Joseph Bruner

Todo esto implicaba hacerle a la madre una incisión para sacarle el útero, drenar el líquido amniótico y coserle al bebé su columna vertebral con hilos más delgados que un cabello humano. Una verdadera odisea.

Es ahí cuando entra en la historia el fotógrafo Michael Clancy. Él fue contratado por el diario USA Today para que registrara la operación, ocupó nueve rollos y sacó, en promedio, una foto cada 11 segundos mientras duró la intervención.

Fotógrafo Michael Clancy

El fotógrafo Michael Clancy

Ese 19 de agosto de 1999, al final de la cirugía, llegó la imagen que recorrería el mundo. Clancy capturó el momento exacto en que la mano de Samuel aprieta el dedo del doctor Bruner.

The-Hand-of-Hope-72dpi

“Cuando el bebé agarró mi dedo, fue el momento más emotivo de mi vida y por un instante casi olvido que estaba realizando una operación quirúrgica”, cuenta el doctor Bruner.

El fotógrafo decidió bautizar la captura como “La Mano de la Esperanza”. Samuel nació el 2 de diciembre de 1999.

Samuel cuando bebé

Hace un par de años, Alex Armas dijo a los medios:

“Hoy, Samuel tiene casi 14 años y no ha tenido que afrontar las operaciones habituales que son comunes para los niños con espina bífida. Anda con ortopedia en las piernas, es cognoscitivamente normal, y le encanta buscar insectos.”

Samuel junto a sus padres Alex y Julie

Samuel junto a sus padres Alex y Julie

Han pasado 16 años desde que ocurrió la operación y se tomó esa increíble fotografía. Ahora Samuel con esa misma cantidad de años luce así.

Samuel Armas en la actualidad

Muchos bebés que nacen con la enfermedad que tuvo Samuel son minusválidos o, desgraciadamente, mueren poco después de nacer. Una cirugía como la que le hicieron a este chico cambia vidas.