Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

En este lugar hacen estas enormes colas sólo para comprar una hamburguesa

Se abría por primera vez una sucursal de McDonalds en Kazajistán y la ciudad elegida fue su capital Astaná. Cientos de personas, en su mayoría jóvenes, tuvieron que hacer largas colas y aguantar las bajas temperaturas para realizar su primer pedido en ese local de comida rápida.

A la ceremonia de apertura asistieron el propietario del restaurante, el empresario Kairat Boranbaev, y el alcalde de la capital, Adilbek Dzhaksybekov, quien declinó la invitación de probar el Big Mac que le ofrecían.

El local ocupa un área de 863 metros cuadrados en el centro de la capital y tiene capacidad para recibir a 206 clientes.

El segundo restaurante se va a abrir a fines de este año y otros 15 McDonalds están programados para inaugurar en los próximos cinco años.

El rango de precios de la tienda de comida rápida va desde los 0,70  a 4,20 dólares. Un Big Mac se vende por $ 2,3 dólares.

Alcalde de Astaná, Adilbek Dzhaksybakov

Un día antes de que abrieran, el presidente de la nación de Asia Central, Nursultan Nazarbayev, realizó una visita al establecimiento, lo que según el gobierno dice que ayuda a la confianza con los nuevos inversores.

Según las autoridades, esta llegada le dará trabajo a unas 20 mil personas y contribuirá aún más a la economía kazaja a través de “la compra del 70 a 80 por ciento de su producción a proveedores locales.”