Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

En el colegio fue víctima de bullying, quiso hacer un cambio y logró adelgazar casi 100 kilos

Kara Beck es una mujer que desde niña sufrió de sobrepeso, una situación que no solo le afectó físicamente, sino también en el aspecto emocional, debido a las constantes burlas de sus compañeros. Ella fue víctima de bullying desde temprana edad, y todo porque su contextura no era acorde a los cánones establecidos.

Actualmente, Kara tiene 25 años y es una persona físicamente delgada, pero para llegar a ese resultado tuvo que pasar por muchas vicisitudes. Desde su paso por la guardería, en el colegio y luego en el instituto. En esa época llegó a perder más de 30 kilos, pero a cambio, comenzó a autolesionarse. Sus padres la ayudaron a conseguir tratamiento médico para luchar contra la depresión y la ansiedad, incluidos los antidepresivos, pero eso hizo que recuperara el peso: “Mis hábitos compulsivos comenzaron realmente en mis últimos años de adolescencia y fue por culpa del bullying”, reconoció.

Al menos no le impidió encontrar a su media naranja, Nathan, con quien se casó con solo 19 años. Como querían tener hijos comenzó a perder peso, pero la noticia del embarazo llegó cuando apenas había comenzado ese proceso. Entonces pesaba 150 kilos y, cuando dio a luz nueve meses después, en marzo de 2017, la báscula había alcanzado los 167 kilos de peso. Demasiado para una persona que apenas mide 1,62 metros de altura.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de K a r a 🐻 (@karabear_rny) el

El nacimiento de su hijo Samuel marcó un antes y un después: hasta entonces había trabajado en no pensar en su cuerpo. Pero “cuando estaba embarazada, visitaba al médico primero todos los meses y, después, cada semana y tenía que verlo y abordar lo que estaba sucediendo. Fue entonces cuando pensé ‘Oh, Dios mío, necesito ayuda. Y la busqué”, dijo.

Entonces surgió la posibilidad de someterse a una operación para instalarse un bypass gástrico. Comenzó a seguir a través de las redes sociales a otras personas que se habían sometido a ese procedimiento para tomarlos como referencia y en enero de 2018 pasó por el quirófano.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de K a r a 🐻 (@karabear_rny) el

Tuvo que acostumbrarse a que su cuerpo había cambiado y la adaptación no fue sencilla. Durante casi dos años trabajó para lograr su objetivo y en septiembre de 2019 su peso había descendido a 73 kilos: había adelgazado más de 90 kilos.

Kara comenzó a hacer ejercicio, pero al principio solo pudo moverse durante 15 minutos antes de quedarse sin fuerzas. Ahora va seis días a la semana al gimnasio y es una gran deportista. Ha logrado un aspecto físico envidiable, pero ha tenido que luchar contra la ansiedad y la depresión.

Después de perder casi 100 kilos, Kara decidió someterse a una nueva operación para eliminar la piel sobrante de su estómago. Y es una mujer mucho más feliz.

Foto: Instagram.

Etiquetas