Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

En 1988 dos niñas fueron secuestradas y vendidas a distintas familias pero 28 años después todo cambió

Las niñas tenían 13 y 18 años cuando las mafias chinas fueron a secuestrarlas para luego venderlas.

El hecho tuvo lugar en el norte de China, donde dos mujeres han logrado reunirse con su madre después de 28 años de haber sido secuestradas y vendidas. Cada una fue entregada a familias diferentes, asegura el diario South China Morning Post. El medio publica imágenes de las dos mujeres, Huang Ruixiu y Huang Ruixiang, de 42 y 48 años, abrazadas junto a su madre, Chen Jiaxiang, de 72 años, en la provincia de Shaanxi.

En 1988, cuando tenían 13 y 18 años, un primo de ambas se las llevó a la ciudad de Kaifeng, en la provincia de Henan y las vendió a dos familias en localidades distintas. Ruixiu logró ponerse en contacto con su madre en 2015 gracias a la ayuda de voluntarios y la policía, pero la familia tardó más en localizar a Ruixiang, para lo cual hubo que registrar domicilios, obtener declaraciones de testigos y análisis de ADN, relata el diario hongkonés.

Screenshot_4

El reencuentro tuvo lugar el lunes 23 de enero y las emociones no se detenían ya que Chen  está pronta a convertirse a convertirse en abuela. Entre lágrimas, Ruixiu contó a los periodistas el momento en que se separó de su hermana hace casi tres décadas.

“Rogué a mi primo que no abandonara a mi hermana, pero me dijo que alguien le había dado 3.000 yuanes (5 mil dólares) y eso fue todo”, relató.

Todavía proliferan en China mafias que secuestran niños y mujeres en áreas rurales , con el fin de venderlos a padres sin descendencia -o que quieren tener un hijo varón- u hombres que quieren concertar un matrimonio.

La policía del país asiático informa con frecuencia del desmantelamiento de redes de este tipo, pero aún se estima que, sólo en el caso del secuestro de niños, puede haber entre 10.000 y 70.000 plagios al año.

Fotos:  South China Morning Post

pixel