Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Ella abrazó a su hermanita moribunda. Lo que ese gesto logró fue simplemente MÁGICO

Las gemelas Kyrie and Brielle Jackson tuvieron al mundo en vilo durante semanas. Y lo que ocurrió con ellas bordea el milagro.

Nacieron 12 semanas prematuras, y pesaron menos de un kilo cada una, por lo que sus posibilidades de sobrevivir eran muy escasas.

fad01a3ff630153ccb0bb23d783e3dc2-800x374

Las dos pequeñas fueron puestas cada una en una incubadora. Brielle logró estabilizarse lentamente, y a ganar peso con el transcurso de los días. Kyrie, en cambio, no lograba remontar al ritmo de su hermana, y los médicos comenzaron a dudar de que lograse sobrevivir.

b95f575fb36e25fce125e11b9319c1e6

Luego de algunas semanas, sin embargo, algo completamente inesperado ocurrió: Brielle, la más fuerte, comenzó repentinamente a llorar sin remedio, hasta el punto hacérsele difícil respirar. Su cara comenzó a ponerse azul por la falta de oxígeno, y aunque las enfermeras lo intentaron todo, nada parecía calmarla y el llanto continuaba.

942af4bcb5fbc08b91681fd7dff988dc

Desesperada, la enfermera Gayle Kasparian tuvo una idea radical: tomó a Brielle, que continuaba llorando, y la puso en la otra incubadora junto a Kyrie, su frágil hermana. La enfermera estaba violando las normas del hospital, y poniendo en riesgo su empleo, pero entonces algo sencillamente mágico ocurrió: Brielle, que aún lloraba desconsoladamente, logró calmarse de inmediato, e inmediatamente rodeó con su brazo a su pequeña hermanita, que aún luchaba por sobrevivir.

Y entonces tuvo lugar el milagro: después de un tiempo, Kyrie comenzó a mejorar notoriamente. Ganó peso día a día hasta alcanzar a Brielle.

Hoy, Kyrie y Brielle Jackson tienen 20 años y han crecido, como dos gemelas, inseparables, y se aprestan a graduarse de la universidad.

A veces no hay mejor medicina que el cariño.