Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El segundo hijo siempre es más rebelde y tiene más probabilidades de convertirse en un ‘delincuente’

La manera en que nuestra personalidad es afectada por ser el primogénito, el hijo del medio o el menor es algo que se ha debatido durante muchos años, pero siempre hay un nuevo estudio que estrega antecedentes frescos a esta discusión.

Una investigación reciente, realizada por universidades estadounidenses, descubrió que el segundo hijo de una relación tiene más probabilidades de llevar posteriormente una “vida criminal” o “problemática” en relación a sus hermanos.

Científicos del MIT, la Universidad Northwestern y la Universidad de Florida realizaron la encuesta centrada en hermanos que se tituló “Orden de nacimiento y delincuencia: evidencia de Dinamarca y Florida”.

Para el estudio se observaron a más de 100 familias en Dinamarca y Estados Unidos, determinando que el niño nacido en segundo lugar suele ser más problemático y con actitudes de ser un “delincuente”, consigna Publimetro.

Para los investigadores, el estudio demuestra que efectivamente, y de una vez por todas, que la “maldición del segundo hijo” al parecer es algo real. Según los expertos, “el segundo hijo tiende a tener aptitudes más problemáticas y violentas que los primogénitos incluso en la edad adulta”.

“Los niños del segundo nacimiento tienen del 20% al 40% más de probabilidades de ser indisciplinados en la escuela e ingresar al sistema de justicia penal en comparación con los niños de primer nacimiento, incluso cuando comparamos hermanos”, dijo Joseph Doyle, autor del estudio en una publicación.

La conclusión es que se debe a la “falta de atención” que tienen los padres con el segundo hijo, lo que contribuye a los comportamientos delincuenciales. Indicaron que los segundos hijos “por lo general, tienen menos atención materna que sus hermanos mayores o menores”.

Para Doyle, “el primogénito tiene modelos a seguir, que son adultos. Y el segundo, los niños que nacen más tarde no tienen modelos definitivos”. La idea del estudio es que los padres tomen más conciencia sobre la crianza de sus hijos y así evitar malos comportamientos en el futuro.

Foto: Shutterstock.

Etiquetas