Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El secreto mejor guardado sobre la “entrepierna” de Hitler… hasta ahora

Una reciente investigación sobre la vida y obra de Adolf Hitler dejó en evidencia un desconocido problema del líder nazi… hasta ahora.

El libro “Hitler’s Last Day: minute by minute” (El último día de Hitler: minuto a minuto), escrito por Jonathan Mayo y Emma Craigie, reveló que el Führer “tenía un pene realmente pequeño”.

De acuerdo a la publicación, el alemán padecía de una anomalía congénita, conocida como hipospadias, por la que el aparato reproductor masculino se desarrolla de manera anormal.

“Se cree que el mismo Hitler tenía dos formas de anomalías genitales: un testículo no descendido y una rara condición denominada hipospadias penil, en la que la uretra se abre en la parte posterior del pene”, señalaron los historiadores.

Este problema causaba que el líder nazi tuviese que orinar sentado, junto con generar anomalías sexuales, lo que explicaría la prescripción de hormas, anfetaminas y cocaína que recibía Hitler, por parte de su médico Theodor Morell, para aumentar su rendimiento en la cama.

hitler y eva

Por lo mismo, y de acuerdo a los investigadores, Hitler habría ordenado ser incinerado inmediatamente después de morir, dado el temor de que su condición fuese revelada por los rusos; consigna el canal History.