Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El saco de dormir con forma de oso que vas a querer comprarte ¡AHORA!

El japonés Eiko Ishizawa fue el creador de un invento que permitirá sentirte como un integrante más del bosque.

La vida al aire libre es maravillosa. Conocer los distintos paisajes del mundo es una aventura que muchos deseamos emprender. Bosques, montañas, y lagos parecen un panorama perfecto al planificar un viaje con la familia o amigos. El contacto con la naturaleza nos permite descansar, respirar aire puro y aislarse del ruido de la ciudad. Algunos prefieren acampar, mientras otros optan por los alojamientos pagados para pasar las noches fuera de casa.

Los que optan por la primera alternativa, generalmente se ven perjudicados por los bruscos cambios de temperatura. Y es que aunque estemos en verano, con pleno sol en el día, cuando visitamos los bosques, adentrándonos en la naturaleza, las noches frías complican a cualquiera. Por éso es normal que los visitantes acumulen ropa y distintos abrigos para evitar ese frío nocturno.

shutterstock_285044261

Desde otra perspectiva, existe el temor de encontrarse con animales silvestres. Los osos siempre han sido considerados como criaturas ‘peligrosas’ dentro de los territorios boscosos. Por éso las recomendaciones siempre han sido alejarse de territorios en los cuales aparezcan estos animales. El temor de un ataque siempre está.

Sin embargo, llegó el invento que pretende eliminar estas complicaciones y con la promesa de mimetizarte con el medio ambiente. Según cuenta Elegí Mal Día, el artista japonés Eiko Ishizawa, se inspiró en un oso llamado Bruno, para crear un exótico saco de dormir con forma de oso. El oriental quiso homenajear al animal que  vivía en los Alpes italianos, y que acabó siendo cazado y asesinado por las autoridades de la zona.

bear-sleeping-bag-eiko-ishizawa-fb

El particular saco de dormir te permite introducirte en la piel de un oso, con las características térmicas y de apariencia. Lamentablemente el precio parece alejar a cualquiera, ya que cuesta alrededor de 2.350 dólares.

bear-sleeping-bag-eiko-ishizawa-51

Habrá que esperar que disminuya su precio.

Fotos: Eiko Ishizawa / Shutterstock

pixel