Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El preso que iba a ser liberado pero pidió seguir en la cárcel

Fue condenado a dos años de prisión por el delito de abuso sexual, sin embargo, quiere permanecer tras las rejas debido a una curiosa razón. 

Nadie quiere estar en la cárcel y quienes cumplen condena por un delito, lo único que desean es recuperar cuanto antes la libertad. Sin embargo, hay un hombre que a pesar de tener la posibilidad de ser liberado, quiere seguir tras las rejas.

Se trata de un hombre de origen boliviano de 36 años que fue encarcelado en la prisión malagueña de Alhaurín de la Torre, Andalucía, España, que fue condenado a cuatro años de prisión por el delito de abusos sexuales.

carcel shutter 4 600

Los hechos que se le imputaron ocurrieron en noviembre de 2015, donde abusó de una compañera con la que vivía mientras ella estaba dormida.

Tanto los magistrados como la fiscalía están de acuerdo en que el prisionero quede en libertad. Sin embargo, el reo no quiere abandonar la cárcel hasta que termine un curso de formación que está realizando, según señala El País.

El Tribunal Supremo le permitió continuar en la cárcel hasta finales de noviembre, fecha en que se cumplen los dos años de prisión preventiva. La curiosa petición del reo se debe a que el curso que está realizando no podría costearlo por su cuenta.

Foto: Shutterstock

pixel