Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El oscuro mensaje que tiene oculto la canción ‘Wannabe’ de las Spice Girls

La canción ‘Wannabe’ de las Spice Girls es considerada no sólo el hit que las lanzó a la fama, sino también una de las mejores versiones de la fórmula del grupo, consistente en la exaltación de los vínculos entre jovencitas y la propagación de la filosofía difusa del “girl power”.

A primera vista, la letra es muy sencilla: si quieres estar con una chica, le tienes que caer bien a sus amigas. Además, tienes que saber “dar”: amor, sexo o cariño y no ser un idiota completo.

Pero a la vez la canción contiene un mensaje picante en donde se revela que a dos de las chicas les gusta tener sexo mientras se encuentran bajo los eufóricos efectos del éxtasis.

Mel B: We got Em (Baby) in the place who likes it in your face

We got G (Geri) like MC (Sporty) who likes it on an E.

A Geri y Sporty les gusta “con un E”.

Hay que recordar que el éxtasis fue la droga de moda en la Inglaterra de principios de los noventas, producto de la explosión rave y la movida Madchester. Es razonable que, para 1996 cuando fue lanzado este tema, la conciencia de su existencia y efectos se hubiese filtrado para el pop.

Asimismo, Mel B también contó de donde sale la enigmática frase “zig-a-zig-ah”:

Mel-B

Mel B era la que escribía gran parte de las canciones del grupo

“La mayoría de nuestros compañeros de estudio eran mucho más cool que nosotros: teníamos a Orbital y los Chemical Brothers al lado. Pero había un tipo de los ochentas dedicado al pop que nos odiaba por meternos en lo que consideraba “su terreno”, el cual era las bandas de chicos y chicas. Este tipo tenía el horrible hábito de cagar en el baño compartido mientras fumaba un cigarro, entonces comenzamos a referirnos a él como ‘Mierda y Cigarros’. Durante la grabación de nuestro primer disco la frase se usó mucho y debe haberse metido en el subconsciente. Debí haber considerado decir “mierda y cigarros” por un momento, pero después decidí quedarme con el más onomatopéyico y poco controversial ‘zig-a-zig-ah'”.

Así que ya lo saben, chicos, el pop está lleno de mensajes ocultos, contra-programación neuronal envuelta en alegres papeles de colores.