Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Esta fanática del deporte tiene el estómago de una embarazada producto de una enfermedad que muchos sufren

El estómago de una entrenadora personal se hinchó hasta el punto de lucir como si tuviera nueve meses de embarazo. Sin embargo, la razón de su extraña apariencia no es precisamente la espera de un bebé, sino una enfermedad que muchos sufren.

Y es que el síndrome del colon irritable afecta a personas de todas las edades, especialmente a las mujeres, quienes muchas veces confunden sus síntomas con otras dolencias ante la despreocupación de la población por su salud estomacal.

Afortunadamente para Beth Trueman, de 22 años, esta enfermedad era algo que conocía, puesto que sufrió por primera vez de esta condición hace dos años, cuando aún era estudiante universitaria.

Beth Trueman

Desde entonces, sus síntomas se han convertido en una gran limitante en su diario vivir, al igual que en el resto de las personas que sufren de este síndrome, dejándola con malestares constantes y muy deprimida.

“Tenía dolores agudos, una constante sensación de náuseas y una distensión abdominal extrema”, declaró la chica.

Beth Trueman muestra su estómago

“Paré de salir a comer e ir a lugar que me resultaran poco ‘accesibles’ o donde los baños no eran lo suficientemente espaciosos. Mi estómago podía hincharse tanto como si tuviera nueve meses de embrazo y de la nada”, agregó Beth.

La fanática del deporte expresó que esta condición es muy frecuente, lo cual es muy frustrante, puesto que se preocupa a diario de alimentarse de manera saludable, hace ejercicio regularmente y, pese a que hace de todo para mantenerse en forma, su estómago se niega a colaborar muchas veces.

Por lo mismo, la inglesa lucha a diario con su salud, puesto que enfrenta cuadros ansiosos y depresivos que se desarrollaron luego de que perdiera el control de su cuerpo.

Selfie de Beth Trueman

Pese a todo lo negativo de sufrir colon irritable, la joven decidió estudiar ciencias del deporte para poder cambiar su vida y ayudar a otras víctimas de esta invisible enfermedad.

Beth haciendo ejercicios

Beth trabaja actualmente como entrenadora personal y comparte constantemente fotografías y tips de salud en sus redes sociales, con el fin de motivar a otros a que descubran una dieta que les permita mantener a raya los síntomas de este desagradable síndrome.