Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El implacable “Error 53” que destruye tu iPhone para siempre

Ya son varios los afectados alrededor del mundo que han visto cómo su iPhone deja de funcionar y aunque traten de encenderlo nuevamente, no pasa nada. Todo se debe al polémico “Error 53”, el cual afecta a los modelos 5s, 6 y 6s y ocurre tras la última actualización del sistema operativo en los dispositivos que han sido reparados en una tienda no oficial.

Específicamente ocurre con los aparatos a los que se les ha manipulado el sensor Touch ID, el botón de inicio del teléfono, que es capaz de leer la huella dactilar para desbloquear el teléfono.

Desde Apple se defienden y aclaran que este error es una forma de mantener los datos e información del usuario a salvo. Esto porque el sensor se utiliza, por ejemplo, para realizar pagos por Internet.

Los usuarios reclaman que el polémico error debería inhabilitar el sensor pero no todo el teléfono ya que lo deja inservible. Incluso ni las propias tiendas especializadas en tecnología Apple pueden solucionar el problema.

apple store shutter 960

Tanto revuelo ha provocado, que Apple estaría cerca de enfrentar una demanda colectiva, esto porque son varios los clientes que argumentan que la firma estaría actuando de manera ilegal.

Un abogado británico señala que al inutilizar los aparatos, la empresa estaría incurriendo en el delito de destruir propiedad ajena de manera intencional.

Una firma de abogados en Seattle, Estados Unidos, indican que Apple se beneficiaría al forzar a sus clientes a utilizar su servicio de reparación, el cual es mucho más costoso que acudir a un centro no autorizado.

“Digamos que compras un auto y tu alternador es reemplazado por un mecánico local. Bajo la estrategia de Apple, tu carro no volvería a encender debido a que no lo llevaste a un centro de servicio autorizado. Eso deshabiltaría tu auto de manera intencional porque intentaste repararlo por tu cuenta. Eso está mal”, señalan.

Hay que esperar qué solución da la firma a los clientes afectados. Hasta el momento, lo mejor es no intentar reparar el sensor dactilar.