Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El gato más anciano del mundo tiene 121 años y es una estrella de internet

El gato más longevo del mundo no deja que sus caso 121 años se pongan en su camino de estrella de las redes sociales.

A sus 26 años y 205 días (casi 121 años-gato), Corduroy ha acumulado miles de seguidores en Instagram, Facebook y Snapchat.

Los fans ingresan cada día para conocer las más recientes aventuras de este gatito, quien tene el prestigioso Record Guiness por ser el gato vivo más anciano del mundo y tiene una excelente salud.

corduroy1

Su dueña Ashley Reed Okura, cuenta: “Abrí la cuenta de Instagram de Corduroy el 13 de agosto el año pasado, el mismo día en que Guinness World Records anunció su nombramiento del récord gato vivo más anciano”.

También tiene Snapchat y Facebook  y la reacción ha sido realmente positiva. “Hago lo mejor que puedo para actualizar a los seguidores y responder mensajes y pedidos especiales”.

corduroy2

Corduroy vive con la empresaria Ashley y su marido Aaron Masuru Okura, dueño de un restaurante en Sisters, Oregon.

Ashley eligió a Corduroy, nacido el 1 de agosto de 1989, de una camada en su vecindario cuando tenía seis años de edad.

Al mismo tiempo su hermano Ryan, entonces de cinco años, eligió a un gatito llamado Batman que vivió hasta los 19 años.

Corduroy, que tiene más de 2,500 seguidores en Instagram, obtuvo el record Guiness primero en 2014 antes de que Tiffany Two, una gata mayor de California le arrebatara el título.

corduroy3

Cuando Tiffany Two murió el año pasado, ganó el premio nuevamente y, más allá de comer una dieta baja en proteínas para cuidar sus riñones, no aparenta la edad que tiene. Ashley, quien espera tener hijos el próximo año para darle a Corduroy hermanos humanos, dice que cree que el secreto de la longevidad de su mascota es el tiempo que pasa al aire libre, aunque ha comenzado a supervisarlo en sus caminatas para cuidarlo de águilas y coyotes.

Dice: “Corduroy claramente no actúa acorde a su edad. Todavía salta a las repisas y baja. Cada noche, se desliza por las escaleras y salta en nuestra cama y duerme con nosotros antes de despertarnos cada mañana cerca de las 5 de la mañana”.

“Creo firmemente que la clave de su longevidad es el hecho de que no le quitamos sus garras y le permitimos salir. Tuvo la oportunidad de defenderse y ejercitar su cuerpo y mente cazando”.

corduroy4

 

Ashley dice que Corduroy tiene una personalidad afable y ama acicalarse, ser acariciado, tomar siestas a la luz del sol y jugar con sus juguetes gatunos.

Ashley agregó: “Es un honor tener Corduroy en nuestra vida, honestamente no recuerdo mucho de mi vida sin él. Es un maravilloso compañero y espero darle una vida feliz y sana por muchos años más”.

Para seguir a Corduroy en Instagram visítalo en @oldestlivingcat y en Facebook es Corduroy Reed.