Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El exguardaespaldas de Brad y Angelina Jolie reveló lo que nadie sabe de la pareja tras su separación

El ex comando inglés, Mark Billingham cuidó a la familia de Brad Pitt y Angelina Jolie durante un año y medio. Conoce de cerca los secretos del fallido matrimonio que terminó en septiembre.

Mark Billingham es un hombre que merece todo tipo de respeto. Fue condecorado por el ejército británico mientras sirvió como soldado. Era un comando del temible Servicio Aéreo Especial del ejército inglés, donde ejerció durante 27 años. Batalló en Irak. Capturó a un francotirador del grupo terrorista IRA, arriesgando su vida al colocarse como carnada. Pero quizás, lo que más resalta de su carrera es haber sido guardaespaldas de uno de los matrimonios más famosos (ahora separado) de Hollywood, el de Brad Pitt y Angelina Jolie.

guardaespaldas

Billingham decidió hablar sobre las intimidades de estas celebridades en el diario inglés The Sun.

“Fui el responsable de la seguridad de Brad y Angelina. La carrera militar me sirvió perfectamente para hacerlo con ellos. La principal preocupación de ellos era el secuestro de sus hijos, todo se trata de dinero”, comienza sus infidencias el respetado soldado inglés.

“Angie y Brad estaban muy preocupados por quiénes estaban cerca de sus hijos. Estuvo claro desde el comienzo que teníamos una gran química y ellos me confiaban a los pequeños. Nos volvimos muy cercanos, viví con ellos todo el tiempo”, recuerda el ex guardaespaldas.

Era tanto el temor de Pitt y Jolie que les pasara algo a sus seis hijos, que cuando Mark Billingham debía contratar refuerzos en seguridad, estaba prohibido que se acercaran a los niños.

“Podían cuidarlos a la distancia, pero ninguno podía tocarlos”.

Él era el único que podía tener más contacto con ellos y exagera “Yo los eduqué básicamente”.

HIJOS

El acoso de desconocidos era un gran tema para la pareja de actores. El hombre de seguridad, contó el caso de un hombre que seguía por todo Estados Unidos a Angelina, quien al aparecerse entre medio de la multitud, la miraba con furia. Nadie se percataba, salvo Billingham. Un día este extraño se acercó a Jolie para que le firma un autógrafo, pero el guardaespaldas impidió que la actriz estuviera cerca. El guardaespaldas se bajó del auto y le pidió las fotos al desconocido.

“El hombre huyó y apareció luego en el hotel, donde lo detuve”, recuerda. “Para mí, era un típico caso como el de John Lennon”.

Pero el mayor temor para el guardaespaldas, era que atacaran a Brad Pitt y no tanto a Jolie. Cuando la actriz aparecía con su marido, el extraño sujeto miraba con más furia.

“La gente la ama a ella, pero lo odia a él”, aclara Billingham.

El guardaespaldas señala que no sólo debía proteger la integridad de la familia Pitt-Jolie, sino que además debía cuidar su imagen en cierto grado.

“No era tanto el lado físico, sino el lado social. Tenía que asegurarme de que su imagen estuviera protegida, de que estuvieran vestidos adecuadamente y que no hicieran cosas tontas que pudieran ser tomadas por una cámara”.

brangelina

“Me sorprendió el poco sentido común. Encontraba loco que me preguntaran cosas como ‘¿Cómo hago para llegar a ese bar?’ o ‘¿Qué tengo que hacer para llegar allí?’. No son estúpidos, pero por el mundo en el que viven, no hicieron ese tipo de cosas por mucho tiempo. Eso lo encontraba raro”, reveló.

Mark Billingham dice que no todo era seguridad, también habían momentos divertidos.

“Una vez, era el cumpleaños de Angelina y estábamos todos sentados en su Audi Q7. No había estado trabajando con ellos durante un tiempo y de golpe Brad cerró todas las puertas, se tiró un pedo y no podíamos salir”.

Pero ahora todo esto quedará en el recuerdo. El pasado 20 de septiembre Angelina Jolie le pidió el divorcio a Brad Pitt, luego de doce años de convivencia. La noticia sorprendió al mundo del espectáculo y fue comentado por varias semanas en diarios, revistas y cadenas de televisión. Ahora, la pareja sólo se ve en tribunales, donde tratan ponerse de acuerdo en la fortuna que deberán dividirse y la educación de sus hijos.

brangelinatheend

Fotos: Shutterstock

pixel