Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El escándalo detrás del descubrimiento de una misteriosa “ciudad perdida”

Una verdadera disputa es la que se ha generado en torno a las ruinas de la ciudad medieval de Trellech.

Todo comenzó en 2004, cuando Stuart Wilson solicitó un préstamo y compró un campo en Gales, cercano a la frontera con Inglaterra, pues estaba convencido de que allí se encontraban las ruinas de la ciudad medieval de Trellech, donde se producían espadas, arpones y armaduras.

Justo cuando el arqueólogo Ray Howell y su equipo llevaban tiempo excavando dicho terreno con fondos de la Universidad de Gloucestershire, y se encontraban a la espera del permiso para abrirlo, el financiamiento se acabó. Fue en ese momento que apareció Wilson y compró el campo, convencido de que “los expertos buscaban en el sitio equivocado”.

cm tres

Pese a que Howell había publicado trabajos académicos sobre sus descubrimientos, la búsqueda de la “ciudad pérdida”, como le denominó la prensa, quedó en manos de Wilson.

El novato arqueólogo, por el momento, asegura haber encontrado la ubicación de ocho construcciones: “Estamos encontrando un edificio tras otro”, precisó. Sin embargo, el hijo de Ray, el arqueólogo David Howell, sostuvo que “no creemos que sea una ciudad. Pero si lo es, la descubrimos 20 años antes que él”.

ruinas

Para financiar los trabajos de excavación, estimados en £200.000, Wilson recibió donaciones individuales, impulsó actividades comerciales como visitas para ser “arqueólogo por un día” y desarrolló un comercio electrónico que vende diferentes documentos históricos, según indica Infobae.

Debido a la cobertura mediática, Wilson comenzó a tener diversos seguidores que decidieron viajar a Gales y pagar una pequeña tarifa para excavar.

cm dos

En esa línea, la BBC se dirigió a la zona para producir un programa de radio, The Boy who Bought a Field (El chico que compró un campo) y Wilson también fue estrella de la serie de televisión Digging for Britain (Excavando por Bretaña).

“Es frustrante y doloroso ver cómo se desestiman al pasar 20 o 30 años de trabajo”, reflexionó David Howell para explicar por qué su padre decidió no tratar con la prensa ni seguir la cobertura de la búsqueda de la ciudad de Trellech.

Fotos: Captura de Youtube.

pixel