Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El emotivo reencuentro de la azafata que sobrevivió al accidente del Chapecoense con su hijo

La boliviana Ximena Suárez Otterburg se reunió con su familia en el aeropuerto santacruceño de Viru Viru  y manifestó sus condolencias al pueblo brasileño.

Fue la última sobreviviente del accidente aéreo de Lamia en abandonar la clínica Somer de Antioquia, de Colombia. Después de 20 días internada, la azafata boliviana Ximena Suárez Otterburg, tripulante del vuelo que costó la vida a 71 personas, entre ellos al plantel del club Chapecoense, regresó a su país, donde tuvo un emotivo reencuentro con su familia.

Suárez había sido ingresada el 29 de noviembre pasado al centro de salud colombiano junto a Erwin Tumiri -compañero de Lamia- y el futbolista Alan Ruschel, uno de los tres jugadores del Chapecoense que sobrevivió.

azafata

Ximena Suárez arribó en silla de ruedas al aeropuerto santacruceño de Viru Viru, junto a su madre y su hermano, y fue recibida por su padre y su hijo Tiago, de solo 6 años, bajo un ambiente de alegría por la tragedia de la que salió con vida.

“Si es que está llegando es porque ella está bien, gracias a Dios. Es realmente indescriptible el milagro de mi hija”, dijo el padre de la azafata, el abogado retirado Javier Suárez.

Al llegar, Suárez manifestó sus condolencias al pueblo brasileño por las víctimas que dejó el accidente, publica Infobae.

Por su parte, la clínica Somer de Rionegro, reportó la boliviana sufrió una fractura en la mano y un esguince de tobillo derecho, además de heridas cortantes profundas, pero que su evolución es satisfactoria.

“Nos llena de satisfacción ver que Ximena salga recuperada de sus lesiones y con una excelente evolución médica. En medio de tanto dolor fue muy grato para nosotros ver la evolución de los tres sobrevivientes que llegaron a nuestra clínica”, recalcó la directora médica Ana María González.

Fotos: Captura de YouTube/Policía Nacional de Colombia.

pixel