Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El económico truco casero para sanar los dolorosos pies agrietados

Los pies son de gran importancia para el resto del cuerpo y requieren de un tratamiento adecuado. 

Los pies están sometidos a una gran presión y peso durante el día, están expuestos a mucho trabajo. Para ayudarlos, existe un simple método para tratarlos adecuadamente y proporcionarles la atención que merecen.

Este procedimiento es completamente económico, por lo que puede olvidarse de los costosos tratamientos de pedicura en el spa, e incluso obtener mejores resultados, cuenta Es Noticia.

Remedio para pies maltratados

Esta receta relajará tus pies, y eliminará toda la piel muerta. Todo lo que necesitas hacer es lo siguiente:

Calienta 2-4 tazas de leche, agrega 5 cucharadas de avena y 5 cucharadas de aceite de coco. Luego sumerge los pies en esta mezcla durante 5 a 10 minutos, agrega un poco de bicarbonato de sodio y frota bien las zonas más dañadas, será una exfoliación muy efectiva. Después, sólo enjuaga los pies con agua tibia y aplica un poco de crema hidratante.

Screenshot_5

Beneficios de la leche en la piel

Los dermatólogos destacan 6 beneficios de usar leche en los pies.

Hidratación 

La leche es una crema hidratante sana que posee agua, grasas y proteínas sin alterar, que pueden reponer los factores hidratantes naturales perdidos en la piel, especialmente en los tipos de piel seca.

Blanqueamiento

La leche aclara la piel promoviendo la regeneración de células pigmentadas de la piel.

Reparación de la piel envejecida

El secreto de la piel radiante y sin arrugas de Cleopatra se atribuye históricamente a la leche. El contenido de enzimas, proteínas, minerales y vitaminas  ayuda a reducir las arrugas.

Piel sensible

Las personas con piel sensible a menudo buscan un limpiador que pueda mejorar la piel irritada. Cuando la piel se irrita, hay que realizar un masaje con leche dos veces al día, limpiar la zona con algodón húmedo y secar. Esto no sólo limpia, también alivia e hidrata la piel irritada.

Quemaduras solares

Si sufres un episodio de insolación tras exponerse mucho al sol, nada mejor que la leche para aliviarlo. Todo lo que necesitas hacer es refrigerar un paño suave empapado de leche fresca y, aplicar sobre la piel quemada, con compresas frías. La leche calma las quemaduras con la ayuda de  sus propiedades anti-inflamatorias e hidratantes. Para esta situación no uses leche entera o crema de leche, porque su contenido de grasa puede aislar la quemadura y, dificultar la pérdida de calor. Es mejor utilizar leche descremada.

Pies agrietados

La leche ayuda a reparar los talones, la preparación es simple: en media media taza de leche debes incorporar cinco cucharadas de avena y cinco cucharadas de aceite de coco, esa mezcla se vierte en un recipiente con agua tibia (donde quepan los pies). Sumerge los pies durante 10 a 15 minutos. Con una piedra pómez frota suavemente y termina aplicando aceite de coco.

Fotos: Captura de Youtube /

pixel