Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El drama de la británica que podría morir al girar la cabeza hacia el lado equivocado

Rachel Pighills es una británica que podría morir por un simple descuido de su parte. Para esta mujer de 33 años girar la cabeza hacia el lado equivocado podría ser fatal, debido a una serie de enfermedades que afectan a su médula espinal y su cabeza.

La inglesa sufre invaginación basilar, lo que provoca que su cráneo se hunda sobre su columna vertebral. Un simple movimiento de cabeza hacia la izquierda podría causarle una decapitación interna y moriría al instante. Además está diagnosticada de inestabilidad atlantoaxial, que le ocasiona compresión de la médula espinal y dificultades para mover el cuello.

También sufre platibasia –aplanamiento de la base del cráneo- y síndrome medular cervical, que le provoca compresión cerebral. “Mi cerebro se desploma sobre mi conducto raquídeo y la parte posterior de mi cabeza es inestable”, explicó la mujer a la BBC.

Rachel necesita someterse a una doble cirugía de manera urgente, por lo que está realizando una campaña para recaudar 150.000 euros. La mujer tiene depositadas sus esperanzas en esta operación que consistiría, en primer lugar, en eliminar el hueso de la vértebra del eje, que comprime su cerebro, y en segundo lugar, fusionar su cráneo con el cuello, recoge La Vanguardia.

Por ahora Rachel utiliza un collarín que le inmoviliza el cuello. No obstante, sólo puede ponérselo cuatro horas al día ya que, si lo hiciera más tiempo, podría perder masa muscular, lo cual empeoraría su diagnóstico. La intervención que necesita sólo pueden llevarla a cabo tres cirujanos en el mundo.

Foto: Redes sociales.

Etiquetas