Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Él canceló la boda a último minuto y ella hizo algo inesperado con toda la comida de la fiesta

Quinn Duane, una mujer de Sacramento, California, quería tener la boda de sus sueños. Más de 120 invitados la acompañarían en el día más importante de su vida y disfrutarían de un lujoso banquete valorado en 35.000 dólares.

Pero hubo algo que detuvo todo. Cinco días antes de la gran boda, el novio de Quinn, Landon Borup, comenzó a dudar de su relación y decidió romper con ella.

pareja

Quinn no podía creer lo que estaba pasando. Se comprometieron en abril del año pasado, después de que comenzaron a salir en agosto de 2011. Pero ella supo reaccionar a tiempo y utilizar este balde de agua fría para hacer una buena acción.

Cuando su madre, Kari Duane, supo la noticia de que la boda se cancelaba y asumió que el banquete no podía devolverse, porque ya estaba pagado, tomó la iniciativa y comenzó a hacer llamadas a centros de acogida y albergues para gente sin hogar proponiéndoles disfrutar de la comida que ellos no disfrutarían.

cena

No sabían si su propuesta tendría éxito. Al final, 90 niños y adultos sin hogar se presentaron en el lugar del banquete, para disfrutar de la mejor comida de sus vidas en el mejor hotel de la ciudad.

La madre de Quinn Duane y el padre en la cena para los sin techo.

La madre de Quinn Duane y el padre en la cena para los sin techo.

La familia también aprovechó para donar las flores de la boda a una residencia de ancianos. La luna de miel tampoco la perdieron, porque madre e hija irán a pasar las penas en unas merecidas vacaciones.