Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El alcohol podría ser el responsable del alzhéimer según la ciencia: ahora estudian el porqué

La bebida juega un papel primordial en la alteración de una proteína cerebral, convirtiéndola en uno de los desencadenantes de este tipo de demencia.

El consumo excesivo de alcohol puede estar relacionado tanto con la aparición como con la gravedad del alzhéimer. Ahora, los investigadores están investigando si la proteína cerebral tau puede ser la causante y cómo se podría paliar la enfermedad.

El alcohol juega un papel primordial en la alteración de esta proteína cerebral, convirtiéndola en uno de los desencadenantes de este tipo de demencia. En su misión habitual, la proteína tau se encuentra en las neuronas que modulan la estabilidad de los microtúbulos axonales, pero su alteración provoca la creación de placas de depósito de la proteína beta amiloide y ovillos, signos prematuros del alzhéimer.

Ahora, los investigadores de los Institutos Feinstein de Investigación Médica de Nueva York están intentando descubrir cómo tau se transforma de una proteína normal a una causa de aniquilación neuronal del alzhéimer bajo la influencia del consumo excesivo de alcohol.

“Los estudios han demostrado que el consumo frecuente y excesivo de alcohol está relacionado con un inicio más temprano y una mayor gravedad de la enfermedad de alzhéimer”, explica a Medical Xpress Max Brenner, profesor adjunto de los Institutos Feinstein. “Se ha informado de que el consumo de alcohol se correlaciona con la atrofia cortical similar al alzhéimer en individuos con alto riesgo de desarrollar la enfermedad, así como a una edad más temprana de aparición”, agrega.

El objetivo de la investigación es arrojar luz sobre una serie de proteínas específicas que, aparentemente, juegan un papel clave en la proliferación de tau. Brenner y sus colegas quieren entender las actividades de la proteína de unión al ARN inducible por el frío (CIRP) y su forma asociada, la proteína de unión al ARN inducible por el frío extracelular (eCIRP).

Sin embargo, el equipo de científicos no está seguro de cuál es la secuencia precisa de los mecanismos que intervienen en que el consumo excesivo de alcohol provoque alzhéimer. Pero son muy conscientes de que la proteína eCIRP es un mediador crítico del deterioro de la memoria inducido por la exposición a niveles de consumo excesivo de alcohol.

Al mismo tiempo, también hay indicios de que el beta amiloide, la causa de las placas de alzhéimer, también puede estar relacionado con los excesos en la bebida.

Foto: Shutterstock.

Etiquetas