Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Ebrio tocaba la tuba, pero el camino lo sorprendió y fue víctima de un gracioso percance

Pese a que luchó por disimular lo que estaba pasando, las cosas se salen de control y se transforma en el centro de un gracioso video. 

El karma instantáneo una vez más hizo de las suyas. La víctima, esta vez, es un hombre que logró amararse del valor necesario para unirse a un pasacalle con su tuba, aunque en un claro estado de ebriedad.

Mientras intentaba ser parte del número musical, el hombre se tambaleaba de un lado a otro, aunque sin dejar su labor con la tuba.

Sin embargo, el ebrio no pudo luchar por mucho rato contra su equilibro ni con la acequia que aparece en su camino, por lo que termina resbalando y cayendo estrepitosamente al agua que se acumula en el lugar.

Para disimular su caída, la víctima se pone rápidamente de pie y se va con su instrumento, aunque con un zapato menos y con su anécdota grabada en un hilarante video.

Revisa a continuación el gracioso chascarro.

Foto: Captura YouTube

pixel