Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Dormir bien es el factor más importante para la salud mental

Para tener una buena salud mental, la dieta, el sueño y el ejercicio son fundamentales, pero, ¿hay alguno que prime por encima del otro?

Solemos escuchar sobre lo importante que es dormir ocho horas diarias, pero más que la cantidad lo que realmente importa es la calidad, más aún que el ejercicio o la alimentación, según un nuevo estudio de adultos jóvenes de investigadores de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda, publica Science Alert.

“El sueño, la actividad física y una dieta saludable pueden considerarse como tres pilares de la salud, que podrían contribuir a promover un bienestar óptimo entre los adultos jóvenes”, explica la autora principal Shay-Ruby Wickham, de la Facultad de Medicina de Otago.

“Si bien una extensa investigación ha demostrado los beneficios para la salud mental y el bienestar del sueño, la actividad física y la dieta como predictores individuales, la investigación que examina los tres comportamientos juntos… es limitada”, argumentó.

“Conocer la importancia de cada uno de estos comportamientos de estilo de vida, individualmente o en combinación entre sí, y el orden jerárquico de importancia puede dar la clave sobre la salud mental tanto a nivel poblacional como individual”, añadió.

En el estudio participaron más de 1.100 adultos jóvenes de entre 18 y 25 años para comparar estos tres grandes factores de salud. A las personas que completaron la encuesta en línea entre 2018 y 2019 se les preguntó sobre su estado de ánimo y bienestar, dieta, ejercicio y hábitos de sueño. También informaron cuánto de bien se sentían normalmente después de despertarse cada mañana.

Se eligieron adultos jóvenes porque mantener una buena salud mental y física no es fácil para ellos, que normalmente experimentan grandes cambios en sus rutinas diarias, patrones de sueño, demandas laborales, estilo de vida y situaciones de la vida en un momento crítico del desarrollo. Los participantes del estudio, que vivían en Estados Unidos y Nueva Zelanda, eran un grupo bastante heterogéneo: algunos consumían una dieta vegetariana o vegana y otros estaban tomando antidepresivos para tratar problemas de salud existentes.

La calidad del sueño fue la que superó a todos los demás como factor importante, aunque comer porciones moderadas de frutas y verduras todos los días también se relacionó con un mejor bienestar, así como dormir hasta 10 horas por noche.

Los investigadores sugieren que los jóvenes deben priorizar el sueño de buena calidad, pero también enfatizan la importancia de comer bien y hacer ejercicio con frecuencia, ya que “la actividad física y la dieta son factores secundarios pero aún así significativos”.

Foto: Shutterstock.

Etiquetas