Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Descubren la fórmula para reducir la delincuencia y no es poniendo más policías

Un pequeño cambio en el entorno podría bajar los índices de delincuencia, según una investigación publicada por la revista Environment and Behavior.

La revista Environment and Behavior dio a conocer un estudio donde se informa sobre una interesante forma que se podría utilizar para bajar las cifras de crímenes.

Este análisis arrojó como resultado que las áreas verdes tendrían una importante influencia en la disminución de la delincuencia según la publicación “Psicogeografía: la influencia de los lugares en la mente y el corazón” de Colin Ellard.

Ladrón en una casa

Esta idea surgió luego de analizar un gran número de reportes policiales en distintas comisarías, las que en sus cercanías tiene distintos niveles de vegetación.

El estudio indicó que las cifras de delincuencia disminuían en lugares cercanos o que poseían vegetación.

Según los científicos este fenómeno podría deberse a varios motivos. Uno de estos es que la vegetación relaja a las personas, por lo tanto los niveles de agresión disminuyen. Otra razón sería que las áreas verdes hacen que la gente conviva más en el exterior, lo que espantaría a los delincuentes. Y por último, al haber una preocupación por el terreno a los criminales les da la impresión de que se cuida el lugar y la gente está alerta a la seguridad.

Barrio con vegetación

Se analizó qué pasaba con el crimen en los sectores cercanos a las áreas verdes, ya que la delincuencia se podía trasladar a ese sector. Pero los resultados arrojaron que en estos lugares también disminuyeron las cifras.

O sea que según lo relatado por este estudio, en lugares con presencia de pastos bien cuidados, despejados y con grandes árboles, las cifras de delincuencia van disminuyendo. Mientras que en sector con factores como árboles pequeños, con basura y pasto descuidado los crimines aumentan.

Fotos: Shutterstock

pixel