Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¡Increíble! Dejar la religión tiene el mismo efecto que dejar las drogas

Aunque no lo creas, la influencia de la religión en las personas puede causar efectos en nuestra salud física. Este impacto puede ser catalogado como positivo o negativo, dependiendo del caso que se presente.

Captura de pantalla 2015-10-16 a las 0.05.17

Los estudios sobre la salud de los creyentes y no creyentes son escasos, pero existen algunos grupos y organizaciones que tratan de ayudar a aquellos que buscan una “desconversión” (que también puede encontrarse como “trastorno de conversión”), es decir, aquellos que lidian con síntomas de ansiedad al abandonar no sólo una fe sino una comunidad construida en torno a una religión a la que siempre habían pertenecido.

img_como_convivir_con_una_persona_con_trastorno_bipolar_20568_orig

La desconversión se entiende como la adopción de un estilo de vida laico después de ser practicante religioso.
Ésta puede provenir de un cuestionamiento moral, teológico o político de los estatutos de dicha religión, que la vuelven incompatible para las creencias del desconverso y que involucran también sentimientos contradictorios. De hecho, sentimientos como culpa y liberación pueden llegar a ser causa del inicio de una depresión.

La revista americana,The Atlantic, publicó una entrevista con el doctor en psicología Darrel Ray, quien es fundador de la organización Recovering From Religion. Según Ray, los síntomas más comunes de aquellos que abandonan la religión organizada son la ansiedad, la culpa asociada al sexo premarital y la depresión por la pérdida misma de la fe, pero no son los únicos.

darrel_ray

Daniel Ray, doctor en psicología

De acuerdo a los dichos de Ray, al desconverso puede tomarle hasta 3 años recuperar un ritmo de vida “normal”, incluso más. Y es que, según él:

“Cuando tienes 5 años y aprendes inglés, nunca te paras a preguntarle a tus padres por qué no aprendes mejor alemán; sólo lo aprendes. Lo mismo suele pasar con la religión. Cuando te enseñan sobre el infierno y la condena eterna entre los 4 y 7 años de edad, estos conceptos tan fuertes no van a abandonarte tan fácilmente. Justo como es difícil desaprender inglés [o la lengua materna], es difícil desaprender el concepto de infierno”.

Por otro lado, la doctora Marlene Winell compara el abandono de la religión con el estrés postraumático, ella lo llama:“síndrome de trauma religioso”, es decir, “la dificultad para dejar una religión autoritaria y dogmática y lidiar con el daño del adoctrinamiento”. Los síntomas ciertamente pueden ser similares al estrés postraumático, ya que involucra “pensamientos intrusivos duraderos, estados emocionales negativos, dificultad para funcionar socialmente”, etc. El término “síndrome de trauma religioso” no está reconocido aún por el Manual de Diagnóstico de Desórdenes Mentales (DSM).

sindrome-abstinencia-fumar

Se podría incluso hablar de un “síndrome de abstinencia” asociado a la religión, en el momento en que el ex creyente enfrente la necesidad de cuestionarse a sí mismo sobre aquello para lo que la fe organizada siempre le había dado respuestas.