Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Debate abierto: ¿Es obligatorio dejar propina?

Luego de pagar la cuenta de la comida en un restaurante, muchos todavía dudan: ¿se debe dejar propina? ¿Es una “obligación”? ¿Y qué tal si el mesero hizo su trabajo realmente mal?

Según publicó recientemente el sitio Infobae: la propina en un restaurante -o bar- es obligatoria. La clave de esta obligatoriedad está en la distinción entre propina y comisión. Y el servicio de un mozo, señala el artículo, está más asociado a ésta última.

Una propina, indican, es una atención que se hace para agradecer un servicio particularmente bueno, una gratificación voluntaria y excepcional. La comisión, en cambio, es algo habitual que se da por prestar el servicio esperado.

Propina se la da, por ejemplo, al empleado de una gasolinera que limpia los vidrios del automóvil mientras el conductor llena el tanque de combustible, o al motociclista del delivery que entrega la pizza todavía caliente.

La comisión se le da a un corredor inmobiliario por oficiar de intermediario para la venta de un inmueble. Similar al trabajo de éste, un mozo es el intermediario entre el comensal y la cocina: brinda un listado con los productos disponibles, asesora a los indecisos sobre gustos y necesidades y coordina la entrega y pago del producto. En suma, es el responsable de satisfacer las necesidades del cliente desde que ingresa al establecimiento hasta que se va.

mesero

¿Qué pasa en caso de hacer mal su trabajo? Se podrá reducir el porcentaje de la comisión, e incluso perder el derecho a percibirla. Pero, en principio, la premisa será siempre pagar esta comisión. Y habrá sólo una excepción: que el intermediario haga mal su trabajo.

Del lado de enfrente a esta teoría se encuentran quienes sostienen que no hay obligación de dejar propina. Y en ese sentido argumentan que la misma está ya incluida en el sueldo del mozo, que por ese trabajo se le paga. Entonces ¿por qué el comensal debería darle dinero extra a quien, simplemente, hace lo que debe hacer?

El debate, claramente, sigue abierto.

Fotos: Chenutis – Flickr / obedms – Flickr

pixel