Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

De esta genial forma una profesora logró erradicar el bullying de su sala de clases

De manera sencilla, didáctica y eficaz logra identificar a aquellos niños que quedan al margen.

A diario vemos cómo el bullying se encuentra invadiendo las salas de clases, independiente de todo el trabajo en conjunto que se haga a través de las familias, los índices de violencia dentro de las aulas siguen creciendo de manera silenciosa y a veces sin que sea percibido, es por ello que en una columna del sitio Reader’s Digest, se expuso la brillante y eficaz manera en que una maestra logra prevenir, detectar y frenar este problema de una forma muy simple y didáctica.

La profesora cada viernes por la tarde les pide a sus alumnos que tomen una hoja de papel y lápiz, no es ningún tipo de examen sorpresa, sino que todo lo contrario, les solicita que escriban en él los cuatro nombres de los compañeros que les gustaría sentarse la semana siguiente, además de apuntar el nombre del niño que según ellos consideran que tuvo un comportamiento ejemplar en toda la semana, entregando esta hoja de manera confidencial, sólo la maestra podrá ver estas respuestas, sin ser reveladas.

shutterstock_498574384

En cuanto se van los alumnos la maestra se para frente la pizarra y analiza los resultados, con el fin de buscar un patrón; sólo quiere saber quién es el que se queda al margen. Detenidamente busca los nombres que no aparecen nunca y el que no tiene amigos.

Realizando un detallado esquema logra realizar un organigrama de las relaciones sociales entre sus pequeños alumnos, interiorizándose sobre el comportamiento de ellos con sus pares descubriendo:

  • Quién es el que lidera los grupos.
  • A quién admiran más.
  • Quién sin ser líder logra ser popular.
  • Quiénes quedan apartados.

Con estos datos la profesora logra identifica a los niños solitarios, quienes se convertirían en un blanco fácil para el bullying y logra equilibrar las relaciones humanas dentro del curso, consiguiendo que todos los niños en su aula se sientan apoyados, puesto que si todos están integrados será mucho más difícil acosar a un niño que tenga el respaldo de los demás compañeros, logrando promover la empatía y amor de manera astuta y digna de replicar.

¿Genial estrategia no? ¡Opina y comenta!

Fotos: Shutterstock

pixel