Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Cuatro desconocidos murieron por la misma razón y el mismo día por culpa de una tormenta eléctrica

El fenómeno natural provocó un extraño que efecto que hizo colapsar las líneas de emergencia por casos de problemas respiratorios.

Entre las 18 y las 23 horas del lunes el sistema de salud de Melbourne colapsó. Solo en ese periodo de tiempo de recibieron 1.900 llamadas de emergencia para que se atendieran casos de personas con problemas respiratorios. En el curso de 15 minutos se recibieron 200 pedidos de paramédicos, es decir, uno cada 4 segundos y medio. Ese total de llamados representa seis veces más de lo usual.

Ese día en la ciudad australiana se produjo una extraña tormenta eléctrica que desencadenó problemas de asma en la población,  incluso en personas que jamás habían presentado un cuadro respiratorio. Pero el fenómeno natural fue mucho más grave y unió en una misma trágica historia a cuatro desconocidos: Hope Carnevali, Omar Moujalled, Apollo Papadopoulos y Clarence Leo, murieron ese día por la misma causa, publica Infobae.

descarga (1)

Hope Carnevali tenía 20 años, era estudiante de Derecho y sufría de asma. Ella murió tras esperar durante 40 minutos una ambulancia que llegara hasta su hogar. El sistema de emergencias colapsó por la cantidad de llamados que recibieron en poco tiempo. Hope no alcanzó a llegar con vida al hospital. “La hubiéramos llevado nosotros si hubiéramos sido informados del retraso”, dice su padre John.

descarga (2)

Omar Majoulled tenía tan solo 18 años y estaba a un día graduarse de la Australian International Academy en Coburg North. Pero murió de un ataque de asma el lunes. Esta mañana despidieron sus restos en la Mezquita Meadow Heights. “Es una gran tristeza informarles la muerte de Omar Moujalled, uno de nuestros estudiantes. Lamentablemente, falleció por su condición médica”, se anunció en el comunicado de prensa de la institución educativa.

descarga (3)

Clarence Leo, resistió, pero murió en la mañana del martes luego de padecer unos dolores de pecho muy severos, luego de que se le acabara el Ventolin. Quiso ayudar a su suegra que también sufre problemas respiratorios, pero se desvaneció en el intento, dijo su esposa Amanda. La mujer intentó reanimarlo hasta que llegaran los paramédicos, pero no pudo revertir la dramática situación. “Había tenido asma antes, pero nunca lo había visto tan mal, en esa condición”, relató la viuda, con quien la víctima tenía dos hijas, de 9 y 7 años.

descarga (4)

Apollo Papadopoulos, de 35 años, murió en circunstancias muy similares a la de las anteriores víctimas. Un ataque de asma severo fue demasiado para que el personal del servicio de emergencia de Melbourne pudiera resucitarlo. Fue el que completo la trágica historia.

En Australia es normal que en primavera se produzcan tormentas eléctricas. Éstas incrementan la posibilidad de que el polen que circula penetre más profundamente en los pulmones. Esta es la primera hipótesis que evalúan las autoridades como la causa de las muertes por asma, ya que dispersas en el aire en gran proporción, estas partículas pueden ser dañinas para quienes tienen este problema respiratorio.

Para mala suerte de los cuatro fallecidos, durante la tormenta del lunes el polen en el aire llegó a 102, duplicando los niveles considerados altos por los investigadores, un fenómeno que solo se ha visto dos veces en los últimos cien años en Melbourne.

Fotos: Facebook

pixel