Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Creó un anillo con botón de pánico para que ninguna mujer viva su horrible experiencia

Demasiadas personas, especialmente mujeres, saben de primera fuente acerca de la sensación de inseguridad del acoso callejero y, peor, asalto sexual.

Hasta que no haya un cambio cultural y educacional en la sociedad, las mujeres se verán obligadas a desarrollar medidas preventivas para mantenerse a salvo. Katya Kermlin, una mujer rusa, quiso contar su historia en Facebook.

Katya Kermlin

“Mi nombre es Katya, Tengo 41 años y soy un superviviente de un crimen.

Hace dieciséis años, a plena luz del día, en una calle concurrida, un joven trató de entablar una conversación conmigo. Yo estaba con prisa, así que la conversación no funcionó. Él resultó ser bastante ingenioso, por lo que la segunda vez que no perdió el tiempo en preguntar y sacó un cuchillo.

Me cortó la garganta, me abrió el estómago, y quería concluir este proceso de llegar a conocerme poniendo la hoja a través de mi corazón. Pero cada vez que lo intentaba, las costillas y otros huesos se pusieron en su camino.

Las probabilidades de sobrevivir eran bastante bajas. Yo trataba de detener la sangre que salía a borbotones de mi cuello, y agarraba el cuchillo con la otra. También tuve que asegurarme de que mi interior no se derramara fuera de la herida abierta en el abdomen, pero por suerte mis pantalones ajustados ayudaron.

Yo no estaría escribiendo esto hoy si los vecinos no hubieran respondido a mis gritos de auxilio.

Larga historia, 40 minutos más tarde estaba en el hospital en estado de shock hemorrágico con nueve heridas de cuchillo en mi cuerpo. Había estado consciente durante el ataque, pero en cuanto empezaron a cortar la ropa en el hospital, les dije: ‘esto duele”‘.

Nunca pienso en esto como una mala experiencia. No está claro qué tipo de persona habitaría en este cuerpo, si no tuviera estas cicatrices.

Vi la devoción infinita de mi familia y sentía toda la fuerza de su amor. Tuve la suerte de ser testigo de amigos ofreciendo su ayuda, ver extraños dar sangre y traer el dinero y medicina al hospital. Delante de mis ojos, cientos de personas diferentes se sumergieron en la cooperación entre ellos. Todo para salvar la vida de una chica normal.

Katya tomándose una selfie

Cuando me levanté de la cama varias semanas después del ataque, sentí por primera vez en mi vida que podía soportar todo sobre mis pies. En todos los sentidos de la frase. Entendí lo que significaba vivir y estar vivo, y acepté la responsabilidad de como iba a ser mi vida. Dejé de ser víctima de un delito y me convirtió en una sobreviviente de un crimen.

Con demasiada frecuencia, no podemos hacer nada con el destino que se nos presenta. Pero esto no quiere decir que terribles acontecimientos definen el curso de nuestras vidas. Encontrarse cara a cara con el mal es difícil y aterrador. Pero también se puede llegar a ser muy feliz.

Fui tan muy afortunada. Conocí a algunas personas increíbles, muchos de los cuales todavía pienso en como semidioses. He hecho un montón de cosas interesantes en mi vida. Estar muerta no habría hecho todo esto posible.

Es por eso que entré en un proyecto que tiene como objetivo hacer que el mundo sea un poco más seguro. Y eso no es tarea sencilla.

Mi nombre es Katya, tengo 41 años, y soy co-fundadora de Nimb, que pone en marcha su campaña de recaudación en Kickstarter en unos pocos minutos.

Nimb es un movimiento hacia un entorno más seguro, donde la gente combina esfuerzos para ayudar a alguien en problemas, ya sean funcionarios autorizados, allegados, vecinos simpáticos o simplemente transeúntes.

Aplicación para celular

Si la tecnología permite operar un avión de combate sin moverse, entonces tenemos que utilizar la tecnología para salvar vidas. ¿Suena ostentoso? Yo no lo creo, y tampoco los cientos de personas que me envían correos electrónicos todos los días, expresando su agradecimiento, expresando la esperanza, y contando sus historias.

Respondo cada carta con una nota personal. Gracias por compartir esto. Soy una sobreviviente de la delincuencia. Por eso me uní al proyecto.

Para hacer del mundo un lugar más seguro. Esa es una meta ambiciosa. Por qué estoy tomando el riesgo, ¿te preguntas? Bueno, por un lado, porque es hermoso.

Si estás listo para hacer del mundo un lugar más seguro, Nimb en Kickstarter.”

Recaudación de fondos en Kickstarter

Su artículo acerca del brutal ataque hace dieciséis años es difícil de leer, pero perfectamente razonable para introducir Nimb, un anillo inteligente con la capacidad de notificar a la familia y los amigos, los servicios de emergencia si estás en peligro.

Nimb es un anillo equipado con un “botón de pánico”, que el usuario puede pulsar en una emergencia para ponerse en contacto con los contactos predeterminados de teléfono celular. Los contactos serán notificados de la ubicación del usuario.

Funcionamiento del anillo

El anillo está conectado a una aplicación que contiene información personal, permite a los usuarios chatear con sus contactos, y permite el envío o cancelación de las alertas. Los usuarios tienen la opción de elegir y configurar “círculos de seguridad” a su gusto.

El anillo puede ponerse en contacto con la policía o puede ponerse en contacto con todos los servicios de emergencia y de la familia.

El anillo Nimb

Un botón de pánico en la forma de un anillo hace una llamada de auxilio. El desarrollo del producto depende de la financiación a través de la recaudación de fondos.

“Hay una cosa muy importante, mientras obtengamos más rápido los fondos, más rápido podremos construir nuestro anillo. Y luego también hacer un solo sistema informático donde otros dispositivos similares pueden trabajar junto con el anillo”, cuenta Katya.

El anillo puesto

¿Qué te parece la historia de este proyecto? Cuéntanos en los comentarios.