Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Creía que bebía leche común, pero cuando le contaron la verdad se le revolvió el estómago

Lo que se suponía que era una cata de un nuevo producto, terminó siendo algo bastante desagradable para la mayoría de los participantes. 

Un grupo de personas al azar es citada a probar un nuevo producto. Muchos aceptan a la primera, dado que es una experiencia que muchos quisieran vivir. Hasta ahí, todo normal.

Sin embargo, cuando descubrieron que lo que estaban bebiendo no era lo que pensaban, las cosas se salieron un poco de control.

Con el fin de crear consciencia sobre los derechos de los animales y la violencia que hay en la explotación de ciertos recursos, el grupo animalista PETA ha creado una campaña publicitaria que dejó a más de alguno con el estómago revuelto.

Screenshot_1

Para esto, la organización cito a un grupo de personas a que probaran leche, quienes se atreven sin ninguna preocupación de que sea otro alimento, se la toman a gusto e incluso dan su opinión sobre su sabor.

Sin embargo, lo que de verdad estaban consumiendo no era leche común, ya que la fuente de origen no era una vaca, sino que un perro.

Como era de esperarse, muchos no podían creer lo que estaba ocurriendo, reaccionando de diversas formas, pero todas apuntando a lo asqueroso de la situación. Revisa a continuación la inusual cata.

Foto: Captura de Youtube

pixel