Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Creía que había ganado 43 millones de dólares pero el casino le tenía una ingrata sorpresa

Se sacó una selfie que avala el premio de casi 43 millones de dólares, pero su sueño se esfumó en segundos.

Todo quedó plasmado en una selfie. Katrina Bookman pensaba que había ganado la exorbitante cifra de 43 millones de dólares.

Katrina estaba jugando la máquina tragamonedas a finales de agosto en el Resorts World Casino, en Queens, Nueva York, cuando el juego electrónico le arrojó el gran premio. La selfie lo avala. Eran 42.949.672 dólares. Definitivamente era el récord del premio más grande entregado por este tipo de máquinas.

selfie

Todo el sueño se esfumó cuando el casino le dijo que la máquina, llamada “Sphinx”, y el premio, evidentemente presentaban un grave error.

Katrina volvió al casino al día siguiente para cobrar su premio, pero un empleado le comunicó la mala noticia.

“Le dije: ‘Entonces, ¿qué gané?’. Dijo, ‘No has ganado nada'”, contó la mujer a WABC.

Las máquinas tienen un mensaje de advertencia que muchos no leen. “Las anomalías anulan todos los juegos y pagos”.

maquina

El portavoz de Resorts World, Dan Bank, dijo a CNN:

“Al ser notificado de la situación, el personal del casino fue capaz de determinar que la cifra mostrada en la máquina fue el resultado de un mal funcionamiento evidente, un hecho confirmado luego por por la Comisión de Juego de Nueva York”.

katrina

Como una forma de compensar el mal momento vivido, el casino ofreció a Bookman una cena de bistec de cortesía.

“Ellos ganan, y ahora la casa no quiere pagar, para mí eso es injusto”, dice el abogado de Bookman, Alan Ripka.

El hombre está peleando porque el casino al menos pague a su representada la cantidad máxima permitida por la máquina tragamonedas Sphinx, unos 6.500 dólares.

Fotos: Captura ABC

pixel